Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La bajada de temperaturas provoca la primera nevada

La llegada de un frente frío tiñó de blanco Prades y Vilanova de Prades, entre otras zonas de la comarca del Baix Camp, una situación que se tradujo en lluvia en el resto del territorio 

Diari de Tarragona

Whatsapp
Prades fue una de las zonas que acogió nevadas como las que se muestran, producidas durante la mañana de ayer. FOTOs: Aleix Roig.

Prades fue una de las zonas que acogió nevadas como las que se muestran, producidas durante la mañana de ayer. FOTOs: Aleix Roig.

La nieve llegó ayer a diferentes municipios del Baix Camp. Prades, localidad acostumbrada a este fenómeno, inauguró ayer la temporada. Durante la mañana y el mediodía nevó de forma intermitente pero con cierta intensidad. En las zonas más altas, llegó a cuajar, aunque de forma tímida. La primera nevada de la temporada llegó a acumular entre tres y seis centímetros y lloviznas de nieve granulada. 

Dicho grosor tiñó muchas zonas cercanas a la carretera de blanco y en su mayor parte. A las siete de la tarde se registraba una humedad del 47 por ciento, un flojo viento que soplaba a 13 kilómetros por hora y mucho hielo. La floja nevada no provocó problemas de circulación en las carreteras. La Generalitat activó en fase de prealerta del Pla Especial d’Emergències per Nevades a Catalunya (Neucat). 

Por lo que respecta al grosor, cerca de las 14.30 horas y a unos 1.200 metros de altura, se llegaron a encontrar cerca de 10 centímetros de nieve. Fue el caso del Tossal de la Baltassana, un pico de las Muntanyes de Prades que también quedó coloreado de blanco. 

En el caso de la zona de La Mussara, también en las Muntanyes de Prades, también dio la bienvenida al  futuro invierno con nieve y temperaturas que se desplomaron a unos mínimos de hasta 1,7 grados a las 8.31 horas y 3,5 grados bajo cero a las 19.30 horas. Estas temperaturas gélidas son consecuencia de la ola del frío ártico que desde ayer cruza la demarcación de Tarragona. Unas temperaturas bajas que todavía seguirán durante unas horas más.

Un fin de semana frío 
De hecho, también fue la situación de Vilanova de Prades, donde hubo una gran caída de nieve y según previsiones del Servei Meteorològic, lo más seguro es que las temperaturas permanezcan igual de severas de cara al fin de semana. Instantáneas han inundado, de hecho, las redes sociales mostrando tejados completamente cubiertos de blanco y zonas congeladas. 

Por otra parte, en los puntos más altos de la Conca, los primeros copos de nieve se empezaron a materializar al mediodía, como en Forès, situado a 866 metros, o en la pedanía de Rojals (Montblanc), situada a 987 metros de altitud. 

La estampa dejó un panorama teñido de blanco y en algunos puntos de las cotas más bajas, la nieve cubrió algunos de los campos a pie de la carretera que une Blancafort con L’Espluga de Francolí. 

En las zona del interior de la comarca del Baix Camp, la inestabilidad climatológica se hizo notar con vientos del noroeste con rachas de hasta 22 km por hora, en el caso de Reus (cerca de las 20 horas). Allí también se produjeron precipitaciones débiles e intermitentes de la mañana al mediodía con una jornada mayoritariamente nublada, que se extendió a zonas del sector del litoral y prelitoral. Esta previsto que hoy siga el cielo nublado, con algo de más de luz llegadas las 13 y las 17 horas de la tarde.    
La nieve llegó también a la zona del Parc Natural dels Ports.

Comentarios

Lea También