Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La batalla contra la muerte súbita

El Camp de Tarragona es el escenario del ReCaPTA, un estudio pionero en Europa que busca intentar prevenir los casos de muerte súbita y enriquecer el conocimiento sobre este tipo de fallecimientos 

Joan Morales

Whatsapp
Youcef Azeli (izquierda) y Eneko Barbería, dos de los médicos que trabajan en el Registre Clínic Patològic de Tarragona (ReCaPTA). Foto: A. González

Youcef Azeli (izquierda) y Eneko Barbería, dos de los médicos que trabajan en el Registre Clínic Patològic de Tarragona (ReCaPTA). Foto: A. González

«Aportar conocimiento, enriquecerlo y tener el máximo de información posible para intentar prevenir al máximo los casos de muerte súbita». De esta manera define Youcef Azeli, médico del servicio de Urgencias del Hospital Sant Joan de Reus e investigador principal del ReCaPTA, los objetivos básicos del Registre Clínic Patològic de Tarragona (ReCaPTA), un proyecto multidisciplinar y transversal que hace cuatro años pusieron en marcha los hospitales Sant Joan de Reus, Joan XXIII y Santa Tecla de Tarragona, el Sistema d’Emergències Mèdiques (SEM), el Institut de Medicinal Legal de Catalunya del Departament de Justícia de la Generalitat, la Universitat Rovira i Virgili y la red de atención primaria del Camp de Tarragona. Todos ellos bajo el paraguas del Institut d’Investigació Sanitària Pere Virgili.

Eneko Barbería, médico forense del Institut de Medicinal Legal de Catalunya, explica que «este proyecto se gestó por la sensibilidad de los profesionales hacia el tema de la muerte súbita, un auténtico problema de salud pública y una de las principales causas de muerte en la actualidad». En este sentido, Azeli añade que «es un tipo de fallecimiento muy difícil de investigar sus causas porque se suele producir en el medio extra hospitalario, donde sólo actúa el SEM y el médico forense y donde nos faltan fuentes de datos. Por eso, la muerte súbita se ha convertido en uno de los auténticos retos para la medicina».

Una de las particularidades del ReCaPTA es que es un estudio multidisciplinar donde, por primera vez, se aúnan los esfuerzos de diferentes agentes y profesionales. El doctor Azeli, al respecto, destaca que «en el Camp de Tarragona existe una sensibilidad especial hacia este tema y tengo muy claro que este estudio sólo se puede hacer en Catalunya, donde siempre nos hemos destacado por una enorme vertiente investigadora y unas ganas tremendas de trabajar juntos, algo que en otros sitios no ocurre».
Prevención

80.000 euros es la cantidad que necesitan los investigadores para seguir con el estudio

Prevenir la muerte súbita (una parada inesperada del pulso que se puede producir en pacientes sin una cardiopatía previamente diagnosticada) es posible. Por este motivo la autopsia a la persona fallecida es clave para determinar las causas de la muerte. La prevención de estos fallecimientos repentinos es posible, por ejemplo, cuando se producen arritmias genéticas. En este caso se puede realizar un estudio a los familiares de la persona que haya sufrido este problema para intentar prevenirlas.

Otra vía de prevención, en nuestro caso, es la práctica de la dieta mediterránea. Por este mismo motivo, en nuestro territorio se producen menos casos de enfermedades coronarias que en otros países, mientras que tenemos más cardiopatías por hipertensión.

Para poder completar el estudio, los investigadores han realizado un registro de todas las muertes súbitas que se han producido en la provincia de Tarragona durante los últimos tres años (entre el 2014 y el 2017). A través una aplicación móvil -creada expresamente para la ocasión- se han contabilizado todas las paradas extra hospitalarias, tanto las que la víctima no se ha recuperado y se ha llevado a cabo la autopsia, como las que sí se ha recuperado y ha sido derivada a la unidad cardíaca del Hospital Joan XXIII de Tarragona. Los datos de los otros hospitales (Santa Tecla y Sant Joan de Reus) se recogen por investigadores colaboradores. Cabe destacar que el doctor Alfredo Bardají, jefe de Cardiología del Hospital Joan XXIII, participa activamente en el estudio.

Análisis de datos

Una vez recogidos todos estos datos, el estudio ReCaPTA debería iniciar ahora el análisis de los mismos. Es aquí donde los responsables de esta investigación se encuentra con un problema de financiación, ya que al tratarse de un grupo de investigación emergente es muy complicado para éste conseguir dinero. Es por ello que el Institut d’Investigació Pere i Virgili ha abierto una campaña de micro mecenazgo, con el objetivo de conseguir fondos para seguir con el proyecto.

En este sentido, Youcef Azeli puntualiza que «nos hacen falta unos 40.000 euros para cada uno de los dos años que necesitaríamos para llevar a cabo el análisis de estos datos. Es decir, 80.000 euros». El trabajo, además de la campaña de micro mecenazgo, se centra ahora en intentar conseguir dinero a través de alguna administración pública o de mecenas. Además, cualquier persona interesada en colaborar con el proyecto puede contactar con ReCaPTA a través de su Facebook (www.facebook.com/RecaptaStudy) o de su Twitter (twitter.com/recaptastudy). La importancia de este proyecto puede comprobarse en el interés que ha generado fuera de nuestro territorio. Por ejemplo, dos de sus estudios han sido seleccionados para abrir un Congreso Europeo de Resucitación que se celebrará en septiembre en Alemania.  Recordar que el ReCaPTA recibió en 2014 un premio del Consell Català de Resucitació

Youcef Azeli y Eneko Barbería aprovechan para lanzar un mensaje de optimismo y ofrecer un consejo: «Es importante que la gente lleve a cabo una vida sana -sin tabaco, con una alimentación saludable- y que practique ejercicio físico moderado».

Temas

Comentarios

Lea También