Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La calidad en la restauración, principal reto de la nueva Associació d’Empresaris d'Hosteleria de Reus

La entidad ya tiene más de cuarenta miembros. Se presenta como una herramienta para unir fuerzas y lograr promocionar el potencial gastronómico de la ciudad

Salvat Jordina

Whatsapp
040120_reus_hosteleria.jpg

040120_reus_hosteleria.jpg

«Se estaba esperando una asociación de este ente» comenta Manel Barroso, propietario del restaurante Lo Bon Profit, de la calle Cristòfol Colom. Él y otra cuarentena de restaurantes de la capital del Baix Camp forman parte la recién recuperada Associació d’Empresaris d’Hostaleria de Reus (AEHR) desde hace menos de un mes. Una entidad que se presentó el pasado jueves 19 de diciembre para llenar el vacío asociativo que vivía el gremio de hostelería de la ciudad. Hubo un intento fallido en 2018, cuando un grupo de empresarios formó el Gremi d’Hostalers de Reus, pero no fructificó.


La restauración es, a día de hoy, uno de los principales sectores económicos en la ciudad. Según los datos del Portal d’Ocupació del Ayuntamiento de Reus, en la ciudad había, el pasado mes de junio, 675 licencias activas tan solo de restauración. Ante un sector con una actividad tan potente, l’Associació d’Empresaris de la Provincia de Tarragona (AEHT) quiso expandir su actividad y crear una asociación en Reus, amparada por el ente provincial.


«Toda ciudad debe tener una asociación como esta, es necesaria para poder proyectar nuestro potencial y mejorar la oferta», explica Xavier Salvat, presidente de la AEHR y propietario del restaurante Cal Serret, en la calle Sant Elies, que justifica ampararse bajo la asociación provincial porque «para que te escuchen, tienes que apoyarte en algo grande, con fuerza y recorrido». Una asociación que nace con la voluntad firme de potenciar la calidad gastronómica y apostar por ella. «Hay que reinventar la forma de promocionar la oferta y para ello queremos sumar cuantos más restaurantes mejor» explica el presidente. Por ello, la asociación concibe la entidad de una forma transversal «desde bares, a restaurantes, locales de ocio nocturno u hoteles tenemos que ir a una para demostrar nuestro potencial».


Ser miembro de la AEHR ofrece, entre otros, procesos administrativos y jurídicos como asesoramiento laboral, gestión fiscal o promoción, pero «sobre todo unidad ante los retos actuales del sector», señala Salvat. Alguno de estos retos son recuperar los restaurantes de primera línea, potenciar la «excelente» oferta actual y hacer actos de promoción adaptados transversales y descentralizados. Los borradores que ha día de hay aún están entre fogones plantean un programa para concienciar de la importancia de la limpieza en cocina o una colaboración para cocinar en un gran súper mercado de Tarragona para promocionar los platos de los restaurantes. La asociación además, con el apoyo y reconocimiento del Ayuntamiento de Reus.


El resto de miembros de la junta de l’Associació d’Empresaris d’Hostaleria de Reus son Fanny Batlle del Hotel NHCiutat de Reus, como vicepresidenta; Albert Baiges, profesor asesor de hostelería, como secretario y Alberto Fraile del Hotal Gaudí, Magdaleno Pareja del Hotel Reus Park, Carmina Mirete del Restaurant Tenis Monteros y Victor Perales del establecimiento FLAPS, como vocales.

Amparo laboral
Desde los distintos establecimientos del sector, una de las cosas que más interesan es el asesoramiento laboral. «No es un negocio rentable, le hechas muchas horas y solo trabajas para pagar a los demás», valora Rosa Mari, del bar la Arbequina de la calle Ample. Por su lado, Barroso, con más de veinte años de experiencia enfrente del Bon Profit señala la calidad como requisito indispensable para que un negocio responda. Junto a Salvat, coinciden que en el territorio se tendría que impulsar más la cultura gastronómica, que aquí tiene su auge los viernes, sábados y domingos «pero la semana tiene siete días», señala el presidente de la AEHR. 

Además Barroso espera que la asociación sirva para regularizar una metodología de reservas: «Quizás es la competencia, pero siempre hay alguna mesa que no aparece. Hay que empezar a tener respeto por el sector», señala, añadiendo «ojalá nos ayude».  

Temas

Comentarios

Lea También