«La cancelación de ExproReus es un jarro de agua fría para la automoción»

La feria multisectorial genera un impacto económico de 12 millones. Este año celebraba su 50ª edición

Salvat Jordina

Whatsapp
Foto de archivo de aglomeraciones en la taquilla para el acceso a la fira ExproReus.  FOTO: alfredo gonzález

Foto de archivo de aglomeraciones en la taquilla para el acceso a la fira ExproReus. FOTO: alfredo gonzález

La cancelación de cincuentena edición de la ExproReus por prevención sanitaria dado a la pandemia del Covid-19 –que  se tenía que celebrar del 8 al 12 de este mes– supuso un impacto importante en el mundo empresarial del territorio. El motivo: la histórica feria multisectorial da un impacto económico de unos 12 millones de euros por edición: 8,8 se generan durante dos días de la feria y, los 3,5 restantes durante los días posteriores, fruto de las ventas que se cierran en consecuencia de la participación. 

Esta sirve para impulsar y dar visibilidad al sector de la alimentación, tecnología, hogar, nuevos emprendedores y, sobre todo, la automoción. De hecho, la empresa automovilística del territorio es la que más padece su cancelación ya que es el sector más importante en el volumen de ventas, llegando a comportar casi el 80% de la cifra total. Así lo ha explicado al Diari la consejera de REDESSA y concejal de Economia, Coneixement y Habitatge, Teresa Pallares.  

«La noticia fue un jarro de agua fría. En la ExproReus se venden muchos más coches que en una situación normal», valora Vicente, responsable comercial de la concesionaria Peugeot de Reus. El año pasado, durante la feria, la marca francesa logró despachar 45 automóviles. Ahora ha perdido una de los mayores canales de promoción. «El 2019 fue muy bueno. Este, todo lo contrario», resume. «Estamos en una situación difícil», comparte Salvador Cot, comercial de la Citroën de Reus. «La Fira ayuda mucho a concentrar las ventas, ya que hay gente que se espera a las oportunidades que hay durante estos días. Además, el hecho de estar todas las marcas en un mismo sitio permite captar clientes que quizás no conocían tu producto», añade. En la edición 49 de ExproReus lograron vender 31 coches.

Ambas marcas forman parte del grupo Oliva Motor, quien ha decidido destinar la misma inversión planteada para el evento a una forma de promoción en medios virtuales: unos días con ofertas exclusivas similares a las que se darían en la feria. Una forma de readaptar la ExproReus a la red. «Ayuda, pero por mucho que lo hagamos no es el mismo ambiente. No es lo mismo invitar a una persona a una cerveza en un bar que en tu propia casa», analiza el responsable de Peugeot. 

Volkswagen Reus tienen una media de 40 ventas por  edición de la feria multisectorial. El responsable de exposición, Xavi Garzón, subraya de la importancia de este evento: «nos supone una inyección tras dos meses malos como suelen ser agosto y septiembre». De hecho, explica que en el territorio «mucha gente espera expresamente al ExproReus para comprarse un coche». Cuando supieron de la cancelación de esta edición, fue un golpe duro: «no hacerla es una pérdida importante, también es un aliciente para las concesionarias, nos permite salir de nuestro ámbito de trabajo aportándonos nuevos clientes. A nivel social, también es un espectáculo», añade Garzón. 

La marca alemana también hizo ofertas la semana pasada, coincidiendo con la fecha marcada para el ExproReus. «Nos ha servido para arreglar un poco el balance, pero no llega a todas las operaciones que hubiéramos hecho en la feria», confiesa.

Cancelada por primera vez

Nada, a lo largo de la historia de ExproReus, había logrado cancelar esta feria multisectorial inaugurada en 1942. Ni sus percances más sonados. Tal y como apuntó Francesc Gras en uno de sus artículos de ‘La mirada ganxeta’, ni el fuerte vendaval de 1974, que se llevó por delante parte de la feria y que casi termina en tragedia, ni el incendio de años después en uno de los pabellones habilitados para el certamen pudieron con el ExproReus. En este 2020 pero, «la pandemia nos ha obligado a actuar con responsabilidad y poner los temas sanitarios como prioridad a la hora de actuar», señala la máxima representante de REDESSA. 

Salvador Cot, enseñando un coche. FOTO: alfredo gonzález

Para mostrar la magnitud y el alcance de esta feria multisectorial, Pallarés explica que  congrega entre 150 y 180 expositores por edición que se complementa con un amplio abanico de actividades paralelas que se sitúan alrededor del centenar de actos: «siempre ha sido un gran escaparate comercial y la evolución de estos últimos años ha comportado el aumento de actividades para alargar la estada de los visitantes de la feria». Un público que es indiscutiblemente familiar. 

Impacto global

Antoni Pont Amenós fue director de la firaReus des del 1975 al 1985. Una década en que, ExproReus se conocía como la Fira Catalana del Consumidor. Destaca que la ExproReus logró traer personalidades a Reus tales como el presidente Jordi Pujol o el presidente Josep Terradellas, algo que, desde su punto de vista, permitía poner a Reus como protagonista en el mapa catalán. Con ello, señala de la importancia de la feria en dos vertientes; por un lado, «tiene una razón de ser, es una herramienta y un motor de dinamización económico» y, por el otro «es una manifestación ciudadana, una fiesta y un motivo de reunión para los reusenses». Atribuye la capacidad de adaptación como el culpable de hacer perdurar esta feria a lo largo de los años: «está muy vinculada a la presencia del consumidor y el hecho de que sea multiproducto le dio una gran proyección». 

Es el primer año que se anula una edición de ExproReus desde sus inicios en 1942

La empresa publicidad Borrell inició su colaboración con la FiraReus en 1962. Desde entonces ha elaborado algunos de los carteles promocionales de ExproReus y ahora es el encargado de todo aquello que suena por megafonía en el periodo que dura la feria multisectorial: anuncios, agenda, música… «Se trata de un formato de punto de venta impresionante en cuanto a cifras. Es una perdida terrible» señala Joan Carles Borrell, encargado de la empresa, quien destaca que, además «genera muchos beneficios para la ciudad y una actividad social y cultural implicando a un importante tejido del territorio».

 De cara al año que viene, Pallarés espera  poder «recuperar la 50ª edición con la misma calidad que hasta el momento y con un programa a la altura de un aniversario tan especial» y añade que, en cualquier caso «adaptaremos la feria a la realidad del momento».

Temas

Comentarios

Lea También