Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La carrera a la alcaldía de Reus ya ha empezado

Los partidos ya han escogido a sus alcaldables. A las incógnitas de Cs y la CUP se suman las discrepancias entre Comuns y Podemos 

Francesc Gras

Whatsapp
Resta menos de un año para la celebración de las municipales de 2019. FOTO: Alfredo González

Resta menos de un año para la celebración de las municipales de 2019. FOTO: Alfredo González

La carrera para lograr la alcaldía en las municipales de 2019 en Reus ya ha empezado. El último en ser nombrado candidato de forma oficial ha sido el actual alcalde, Carles Pellicer, que el jueves salió elegido como cabeza de lista del PDeCAT.

De esta forma, Pellicer optará a lograr la tercera alcaldía de forma consecutiva. A pesar de ser el candidato más reconocible por la ciudadanía y de todo el recorrido realizado al frente de la ciudad, no lo tendrá fácil. 

Más allá del escenario de gran fragmentación de partidos que prevén todas las previsiones, en el caso del PDeCAT se encuentran con una dificultad añadida como será la de tener que tomar una decisión estratégica.

Ésta no es otra que la elección del nombre, ya que este fin de semana, la dirección del partido ha propuesto concurrir a las municipales como JxCAT, aunque deja escoger en los municipios donde gobiernan, como es el caso de Reus. 

Lo que está descartado es su participación en listas conjuntas como proclaman desde Primàries Reus para formar un bloque a favor de la República Catalana. Tampoco están por esta labor desde ERC. Los republicanos fueron los primeros en anunciar que Noemí Llauradó repetiría como número 1.

Tras lograr dos concejales en las anteriores elecciones, resta por ver el rédito logrado ante los votantes tras su paso por el gobierno municipal y, al igual que el PDeCAT, el peso de lo que ocurra con la cuestión nacional. 

Otra de las formaciones que ya ha anunciado su candidato es el PSC. El fiel escudero de estos últimos años en la plaza del Castell, Andreu Martín, tiene ante sí la oportunidad de presentarse con un proyecto propio para intentar asaltar la alcaldía o lograr ser decisivo en los posibles pactos.

Una tarea nada sencilla si se tiene en cuenta la dinámica de los socialistas durante estos últimos años, que se han quedado con cuatro concejales, su pero registro. Queda por ver cómo puede influir el hecho de que el partido vuelva a gobernar en Madrid.   

También Ara Reus anunció nueva cara para las próximas elecciones. Dani Rubio, recién elegido nuevo secretario general de Ara Catalunya, afronta el tercer ciclo del partido municipalista creado por Jordi Cervera.

A diferencia de las anteriores ocasiones, el partido ha compartido gobierno con PDeCAT y ERC ganando visibilidad. Siguiendo con su plan de centrar el debate en los temas locales, la situación política que atraviesa Catalunya podría perjudicarles si las municipales se focalizan en el eje soberanista-unionista. 

Sin ser oficial, a estas alturas nadie duda de que Sebastià Domènech volverá a presentarse a las elecciones al frente del Partido Popular. De hecho, él mismo ya ha expresado su voluntad de volver a liderar el proyecto popular. Otra cosa bien distinta a lo que ocurre con la CUP y Cs. Sobre todo porque la continuidad de Juan Carlos Sánchez y de la cupaire Marta Llorens no están claras pero tampoco se pueden descartar.

Lío en Podemos

En el caso de los comunes, la semana pasada desde Catalunya en Comú Podem se emitió un comunicado anunciado la candidatura para las municipales con un grupo motor formado por Pilar Flamenco, Nazaret Troya, Ricardo Redondo y Gerard Bargalló. Un anuncio que ha aflorado el malestar y las discrepancias que existen con los integrantes de Podemos.

De hecho, desde el Círculo Podemos Reus han emitido otro comunicado en el que se asegura que «como Cercle no hemos tenido contacto ni diálogo con ningún miembro de En Comú» y «desconocemos las personas y si quieren que haya confluencia entre los dos». 

En este sentido, critican que se les haya dejado al margen cuando «somos los que llevamos trabajando en el proyecto desde hace mucho tiempo», afirma uno de sus integrantes, que lamenta que ciertas personas se quieran aprovechar del proyecto para presentarse a las elecciones.

Comentarios

Lea También