Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La crisis de la basura se recrudece

La mirada ganxeta. A partir de este lunes, los trabajadores no usarán la mitad de los vehículos porque, aseguran, no están en condiciones

FRANCESC GRAS

Whatsapp
La crisis de la basura se recrudece

La crisis de la basura se recrudece

El conflicto de la basura’. De esta forma bautizó la prensa hace más de diez años el enfrentamiento que mantuvieron los trabajadores del servicio de recogida de la basura y el entonces gobierno tripartito a la hora de definir la nueva contrata. Fueron meses de alta tensión y polémicas que a punto estuvieron de romper el acuerdo de izquierdas que mantenían PSC, ERC e ICV-EUiA. Los ecosocialistas fueron los que salieron más desgastados antes de cerrar un complicadísimo acuerdo que todavía sigue vigente en la actualidad.

Todo aquel episodio me viene de nuevo a la cabeza, una década después, con lo ocurrido la semana pasada y lo que puede pasar a partir de hoy. De hecho, ya podemos desempolvar antiguos titulares y hablar de Día 1 en el nuevo conflicto de la basura.

Y eso que el actual gobierno municipal –formado por JxReus, ERC y Ara Reus– se las prometía felices con el desenlace del contrato más importante que tiene entre manos este mandato –13,2 millones–. Tras aprobar el pliego de condiciones para su licitación, sólo faltaba esperar su resolución final.

Imagen de uno de los camiones de la basura que recorren la ciudad. FOTO: A. GONZÁLEZ

Pero todo se tumbó semanas después cuando dos empresas presentaron un recurso especial contra el proceso que el Tribunal Català de Contractes del Sector Públic aceptó y suspendió la licitación, que sigue paralizado. Según confirmaron fuentes municipales, en el caso de la empresa FCC Medio Ambiente S.A. el desacuerdo surgiría a raíz de la inversión pendiente de amortizar que dejó la anterior contrata.

A pesar de aquel revés, desde el gobierno municipal se mostraban optimistas de lograr una solución rápida que, en estos momentos, parece que no será así. De forma paralela a la adjudicación del contrato, también hay que sumarle el desgaste existente con la maquinaria tras dos años de prorrogar del contrato. Desde el comité de empresa llevan meses denunciado el mal estado de muchos vehículos y han dicho basta.

Ni el anuncio hecho público por el consistorio de renovar la flota con 14 nuevos vehículos de forma paliativa hasta que no se resuelva la situación satisface a los trabajadores. Tanto es así que consideran «rotas las negociaciones» y este lunes los vehículos que no estén en condiciones no se usarán.

Según sus cálculos, no saldrán a la calle, aproximadamente, la mitad de la flota. Tampoco descartan organizar alguna parada del servicio o huelga para protestar por las actuales condiciones de trabajo.

Preocupación ciudadana

Llegados a este punto, los que también empiezan a estar preocupados son los ciudadanos. De esta forma me lo ha comentado ya más de una persona. Y es que, en un servicio tan sensible como es la limpieza de las calles y la recogida de la basura, las consecuencias que puede tener un conflicto similar para una buena convivencia e imagen de la ciudad genera preocupación. Así ya quedó reflejado, en parte, en la encuesta organizada por el Diari y que situó ambos servicios entre los peor valorados.

Temas

Comentarios

Lea También