Reus Movilidad

La escuela Maria Cortina de Reus abrirá antes para evitar el colapso de coches

La Guàrdia Urbana estrena el lunes una zona de estacionamiento para mejorar la seguridad

Carmina Marsinach

Whatsapp
La Guàrdia Urbana ha habilitado una zona de estacionamiento para padres en la calle Antoni Gaudí. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

La Guàrdia Urbana ha habilitado una zona de estacionamiento para padres en la calle Antoni Gaudí. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

La escuela Maria Cortina de Reus abrirá quince minutos antes para favorecer la entrada escalonada de los alumnos de infantil y primaria del centro y de este modo evitar las retenciones de tráfico que se producen cuando los padres llevan a sus hijos al colegio.

Otros centros de la ciudad, también se han sumado a esta iniciativa como por ejemplo la escuela Presentació, La Salle y Pare Manyanet.

Los niños de educación infantil y primaria de la escuela Maria Cortina entran al colegio a las 9.00 hasta las 13.00 horas y de 15.00 a las 17.00 horas. Por la mañana las madres y padres podrán dejar a los niños a partir de las 8.45 horas en el centro y al mediodía a partir de las 14.45 horas. En cuanto al horario de Educació Secundària Obligatoria (ESO) se mantiene igual, de lunes a viernes de 8.00 a 13.30 horas y de lunes a jueves de 15.00 horas a 17.00 horas.

Zonas de parada

Además, la Guàrdia Urbana estrenará este lunes una nueva zona de estacionamiento en la calle Antoni Gaudí para mejorar la seguridad en la entrada y la salida de la escuela. Con esta actuación, ya son 14 las zonas de estacionamiento que se han habilitado para padres de alumnos en centros educativos de la ciudad.

Se trata de zonas reservadas para los familiares de los estudiantes en diferentes franjas horarias: de las 7:30 a las 9.15 horas de la mañana y de las 11.45 a las 18.00 horas de la tarde. El espacio está pensado para la parada de los vehículos de modo que tengan tiempo a dejar los niños y volver a marchar.

Fuera de estos intervalos horarios, los vecinos y el resto de conductores pueden estacionar sus vehículos con normalidad.

Los padres del colegio ven con buenos ojos la medida ya que era «una caos circulatorio» afirman algunos.

Por su parte, Dolores Vázquez, concejala de Seguretat, Civisme i Convivència manifiesta que: «La iniciativa obtiene buenos resultados tanto en términos de seguridad como de movilidad de la comunidad educativa y del conjunto de la ciudadanía que se mueve alrededor de los centros. Si los padres hacen un buen uso, la iniciativa funciona. Por eso la hemos extendido a 14 centros educativos».

Temas

Comentarios

Lea También