La estación de Bellissens recibe el visto bueno del Gobierno Central

Adif ha confirmado que el estudio de demanda es positivo, punto clave para avanzar hacia su futura construcción

Salvat Jordina

Whatsapp
La estación de Bellissens recibe el visto bueno del Gobierno Central

La estación de Bellissens recibe el visto bueno del Gobierno Central

El deseado apeadero de Bellissens se desatasca. Adif, el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias dependiente del Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda urbana del Gobierno Central ha dado el visto bueno al estudio de demanda del proyecto presentado por el Ayuntamiento de Reus. Algo que significa un gran paso adelante para su futura construcción, deseada desde los años 90, y ahora considerada oficialmente viable. 

Así lo anunció ayer el alcalde de Reus, Carles Pellicer, muy «satisfecho» tras la reunión con los representantes de Adif, donde participaron el alcalde, la vicealcaldesa, Noemí Llauradó, el portavoz municipal del PSC, Andreu Martín, y la socialista diputada en el Congreso, Sandra Guaita. 

«Ayuntamiento, Generalitat y Gobierno coinciden en que se trata de una infraestructura positiva y necesaria», destacó Pellicer. Y es que dicho documento tiene como antecedente un previo y favorable estudio de análisis de la viabilidad técnica y demanda redactado en 2015 por la Generalitat de Catalunya. 

El proyecto contemplará tres principales trabajos: dos andenes laterales, un edificio de viajeros y un paso inferior de comunicación entre los andenes.

El actual informe revela que Bellissens es una zona de atracción, ya que tiene equipamientos relevantes como el Hospital Sant Joan, el Campus de la Universitat Rovira i Virgili, el polígono Tecnoparc y la Fira Reus, además de zonas residenciales.  Con todo, el análisis del coste-beneficio ha resultado positivo. De hecho Adif ha calculado que la demanda potencial de la nueva estación puede albergar una media de 1.441 pasajeros en su inicio y 3.507 en un futuro a 30 años vista. «Completará y ampliará el número de pasajeros que hacen uso de la estación de la zona norte, generando nuevos usuarios y una instalación con un ámbito de vida propia», insistió el alcalde. «Se trata de una construcción clave en el plan de desarrollo de la zona sur de la ciudad», añadió la vicealcaldesa, Noemí Llauradó. 

«Ayuntamiento, Generalitat y Gobierno coinciden en que se trata de una infraestructura positiva y necesaria», destacó Pellicer.

Tras este beneplácito, Adif ya está en plena elaboración del estudio funcional, documento que analiza y define la convivencia de la nueva instalación con la actual línea ferroviaria, dónde ahora pasan trenes de mercaderías pero que también dará cabida al futuro tren-tram. Si estos servicios se vieran afectados, algo que se sabrá, previsiblemente, en octubre, se procederá a la elaboración de un estudio informativo. 

Tal y como ha apuntado Adif, una vez finalicen los estudios, y en función de los resultados, el Ministerio de Transportes procederá a la licitación del proyecto, del cuyo gasto se hará cargo. Este contemplará tres principales trabajos: dos andenes laterales, un edificio de viajeros y un paso inferior de comunicación entre los andenes. Por lo que, de hacerse realidad, Reus tendría una estación norte y una sur. 
Una nueva centralidad en Reus

«La demanda ciudadana tenía sentido y razones y esto es algo que se ha captado», celebró el portavoz del PSC, Andreu Martín

La zona sur: nueva centralidad en Reus
El pasado mes de febrero, el gobierno local y el grupo municipal del PSC firmaron un pacto para colaborar en materia de infraestructuras. Ayer, el alcalde se mostró satisfecho de éste, valorando que «hacer ciudad es tejer alianzas y este pacto ha dado sus frutos».
«La demanda ciudadana tenía sentido y razones y esto es algo que se ha captado», celebró el portavoz del PSC, Andreu Martín,  convencido que el proyecto saldrá adelante: «será realidad, lo tenemos y lo tendremos, hemos hecho un paso definitivo para ver este resultado»

El anuncio se ha vivido como un gran éxito en la política municipal. «Dará servicio a millares de ciudadanos y potenciará retos de venta, de servicios y de productos a visitantes, trabajadores y turistas», manifestó Martín. «Existe el consenso en todo Reus de que se haga lo antes posible,», añadió Llauradó, incidiendo en que la infraestructura ayudará en «el plan de mejora urbana de la zona del Carrilet y de Mas Iglesias, una nueva centralidad importante para la ciudad que se debe empezar a proyectar». 

Temas

Comentarios

Lea También