Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La estación de autobuses de Reus seguirá obsoleta

La Generalitat ha dejado fuera de sus planes para este año la reivindicada mejora del equipamiento, pese a la insistencia del Ayuntamiento y los usuarios

Mònica Just

Whatsapp
Usuarios y Ayuntamiento llevan tiempo reclamando una actuación de mejora en las instalaciones de la avenida de Salou. Foto: Alfredo González

Usuarios y Ayuntamiento llevan tiempo reclamando una actuación de mejora en las instalaciones de la avenida de Salou. Foto: Alfredo González

La estación de autobuses está obsoleta. Los usuarios llevan años reivindicando una mejora de las instalaciones. El Ayuntamiento también insiste. Pero parece que la Generalitat no tiene intenciones de actuar, al menos a corto plazo.

El Departament de Territori i Sostenibilitat ha arrancado el 2017 con la adjudicación de la redacción de los proyectos para mejorar una decena de estaciones de autobús y paradas en varias localidades de Catalunya. Prevé una inversión total de 2,5 millones de euros, para llevar a cabo reformas de marquesinas, renovar pavimentos, poner al día las instalaciones y urbanizar los espacios. Pero la de Reus, una vez más, queda fuera de sus planes.

Se trata de una problemática que lleva años sobre la mesa. Y precisamente en el pleno ordinario celebrado el pasado noviembre el consistorio aprobó instar al Govern a incluir una partida en los presupuestos de 2017 para modernizar y llevar a cabo una reforma integral de la estación de autobuses. Lo aprobó por unanimidad, a través de una moción del PSC, que se refería al equipamiento de la avenida de Salou como un espacio «envejecido» y «poco funcional». El texto ponía de relieve la urgencia de llevar a cabo las obras con el fin de mejorar la calidad del servicio, pero también la imagen que se transmite a los turistas que hacen uso de las instalaciones. Según explicó entonces el concejal de Urbanisme, Marc Arza, él y el propio alcalde, Carles Pellicer, habían trasladado previamente la petición al secretario de Infraestructures i Mobilitat de la Generalitat, Ricard Font, en el transcurso de una visita que realizaron a las instalaciones de la propia estación de autobuses. Así que ya se movían en esta dirección.

En el pleno, y a nivel provisional, también se acordó que, mientras la situación se mantenga y la anhelada reforma no llegue a materializarse, la empresa municipal Reus Transport intensificaría las tareas de limpieza para que pueda ofrecer la mejor imagen posible.

Aspecto y funcionalidad

La mejora de la estación de autobuses es un proyecto largamente reclamado en la ciudad. Por el aspecto que ofrece y también por su escasa funcionalidad. Miles de personas hacen uso a diario de estas instalaciones. Pero parece que hoy por hoy hay otras prioridades, así que Reus deberá esperar, una vez más, a que el Govern decida llevar a cabo este proyecto que sigue pendiente.

De hecho, de las inversiones en este ámbito previstas por la Generalitat para 2017, solo hay dos de la provincia de Tarragona: la rehabilitación integral de la estación de autobuses de Tortosa y los trabajos de mejora previstos para la de Amposta.

Temas

  • REUS

Lea También