Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La ‘guerra’ ERC-CiU en La Selva acaba con denuncias mútuas en Antifrau

Los dos partidos se han acusado de presunta malversación de caudales públicos al frente del gobierno local

Diari de Tarragona

Whatsapp
Imagen del Ayuntamiento de La Selva del Camp, actualmente gobernado por el PSCy ERC.  FOTO: alba mariné

Imagen del Ayuntamiento de La Selva del Camp, actualmente gobernado por el PSCy ERC. FOTO: alba mariné

La ‘guerra’ que libran desde hace tiempo los grupos municipales de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y Convergència i Unió (actual PDeCAT) se ha recrudecido en los últimos meses. De ser socios de gobierno en la anterior legislatura, han pasado a las denuncias cruzadas en la Oficina Antifrau de Catalunya, por presunta malversación de caudales públicos.

Según ha podido saber el Diari, el grupo municipal de ERC -cuyos tres concejales conforman actualmente gobierno con los cuatro del PSC- presentaron el pasado martes 30 de enero una denuncia en Antifrau por «posibles irregularidades en la financiación del grupo municipal de CiU durante el mandato correspondiente al período comprendido entre 2011 y 2015, y el posible desvío de la subvención -que reciben todos los grupos municipales por ley- hacia una asociación llamada ‘Associació d’Amics de Silva Constantina’. 

La denuncia, a la que ha tenido acceso esta redacción, califica estos hechos como «una clara actuación realizada en fraude de ley para evitar las limitaciones respecto a la financiación de los grupos políticos municipales que la ley nos establece».

Los republicanos aseguran que «desde febrero de 2014 hasta mayo de 2015, las dotaciones económicas del grupo de CiU se ingresaron en una cuenta bancaria a nombre de la Associació d’Amics de Silva Constantina, llegando a una suma de 4.960 euros». También destacan que «las subvenciones correspondientes al período de enero a mayo de 2014, 1.550 euros, las cobró personalmente el alcalde en efectivo de la caja del ayuntamiento». Respecto a las fechas anteriores a febrero de 2014, no queda clara la titularidad de la cuenta bancaria donde se ingresan las subvenciones del grupo. De confirmarse la sospecha, el dinero del grupo municipal de CiU desviado en el mandato anteriores a otras entidades o particulares podría ascender a 14.880 euros».

En su denuncia, ERC también recuerda que la ley dispone que esta subvención que reciben los grupos municipales «no se podrá destinar al pago de remuneración personal o a la adquisición de bienes que puedan constituir activos fijos de carácter patrimonial (...). Con una clara voluntad de que esta dotación se convierta en directa al partido político y no al grupo municipal».

Venganza
El ex alcalde de CiU y actual concejal en la oposición, Josep Maria Puig, tiene claro que esta denuncia de ERC en Atifrau «es una venganza por la denuncia que presentamos nosotros en octubre, también en Antifrau, contra Jordi Vinyals, de ERC». Puig justifica el cobro del dinero a través de esta asociación asegurando que «como grupo municipal no teníamos NIF y la ley te obliga a tenerlo para cobrar. Por eso creamos una asociación para poder cobrar y dar un NIF. Al final, cambiamos el nombre por el del grupo municipal de CiU, aunque manteniendo el NIF. Pero no hemos cometido ningún fraude».

Respecto a la denuncia presentada en octubre del año pasado en la Oficina Antifrau por CiU contra el actual primer teniente de alcalde y concejal de Hisenda, Jordi Vinyals (ERC), es por un presunto delito de malversación de caudales. La denuncia, a la que también ha tenido acceso el Diari, explica que «en diciembre de 2012, el gobierno del Estado acordó suprimir la paga extra de Navidad a los trabajadores públicos. En aquella época, Jordi Vinyals era primer teniente de alcalde y, aunque la eliminación de la extra de Navidad no afectaba a sus retribuciones, renunció a cobrar la cantidad que le correspondía, indicando que destinasen el dinero a Cáritas».

Con posterioridad, el gobierno autorizó la devolución de la paga extra en diferentes partes y, según CiU, «ha ingresado indebidamente en su cuenta aquellas cantidades a las que renunció tres años antes».
Vinyals asegura tener la conciencia tranquila y recuerda que «esta denuncia fue archivada por Antifrau. Si no hubiesen entrado en este juego de denunciar las cosas en Antifrau en vez de hablar personalmente, no hubiésemos llegado hasta aquí», se lamenta Jordi Vinyals

Comentarios

Lea También