Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La línea de bus al Hospital de Reus no llega a los 90 viajeros diarios

La eliminación de la L12 hace que la L11 recupere el servicio anterior con dos autobuses y una frecuencia de paso de 20 minutos

Francesc Gras

Whatsapp
La L12 se quedará sin servicio el 1 de enero. FOTO: Alfredo González

La L12 se quedará sin servicio el 1 de enero. FOTO: Alfredo González

La línea de bus municipal que conecta los barrios de la zona sur de la ciudad (Montserrat, Fortuny y Juroca) con el Hospital Sant Joan dejará de funcionar el 1 de enero por su escaso uso.

Según datos facilitados por Reus Transport, desde que la L12 entrará en servicio a finales del pasado mes de octubre, la media de pasajeros no ha superado los 90 usuarios al día. De éstos, además, «sólo 30 tenían como destino o origen el hospital». 

Unos pobres resultados que han llevado a la empresa municipal a tomar la decisión de suprimir el trayecto tras considerar que no ha superado el periodo de pruebas. De esta forma ya se anunció que ocurriría durante la presentación de la nueva línea.

A partir del mes que viene, la conexión de los barrios del sur con el Hospital Sant Joan quedará cubierta con la L10, que inicia el recorrido desde el barrio Montserrat, en dirección a la plaza de las Oques, y pasando por la estación de autobuses de la avenida de Salou. Es en este punto donde los usuarios tendrán que hacer un transbordo para coger la L60 hacia el hospital.

Precisamente, la fallida L12 pretendía evitar que los vecinos de los barrios Montserrat, Fortuny y Juroca tuvieran que cambiar de autocar y ahorrarse tiempo en el camino hacia el centro hospitalario. 

Desde la sociedad municipal Reus Transport también anunciaron ayer que la eliminación de la línea L12 supondrá que la damnificada L11 recupere el servicio que ya prestaba con anterioridad el mes de octubre con dos autocares y una frecuencia de paso de 20 minutos.

La L11 empieza y termina su recorrido en el barrio Montserrat pasando por la plaza de las Oques, avenida Sant Jordi y Riera d’Aragó.

Más tiempo

El Diari publicaba esta semana los planes del Ayuntamiento de Reus de retirar la L12 dos meses después de su puesta en funcionamiento. Una información que también recogía la opinión de las asociaciones vecinales de los barrios Montserrat y Fortuny.

Ambos presidentes vecinales reconocían la falta de pasajeros que registraba la línea de autobús pero coincidían en que el periodo de pruebas tendría que haber sido un poco más largo. 

«Dos meses es poco tiempo. Muchos vecinos del barrio no sabían ni que se había puesto en marcha», manifestaba Cori Balanyà, de la asociación vecinal del barrio Fortuny, quien también señalaba que los hábitos de los usuarios varían durante las fechas navideñas. 

Por otra parte, su homólogo en el barrio Montserrat, Domingo Martínez, apuntaba: «Para el barrio no es una buena noticia, pero si el recorrido no ha dado los resultados esperados hay que aceptar la decisión».

Temas

Comentarios

Lea También