Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La manifestación de la Diada en Reus reúne a más de 2.500 personas

La movilización convocada por la Esquerra Independentista del Camp ha iniciado la marcha sobre las 20h y está encabezada por una gran estelada y pancartas con los rostros de los políticos presos o en el exilio

Salvat Jordina

Whatsapp
Foto: J. Salvat

Foto: J. Salvat

El clamor independentista llenó las calles del centro de Reus ayer por la tarde. Más de 2.500 personas asistieron a la manifestación de l’Esquerra Independentista del Camp de Tarragona bajo dos consignas claras, dejar de pertenecer a España y la libertad de los políticos presos. En motivo de la Diada de Catalunya, Reus aplegó una marea de gente llegados de varios municipios vecinos: Tarragona, Riudoms, la Selva del Camp o Montbrió.


Los más pequeños abrían el paso con una gran bandera independentista en una marcha que empezó su movilización en la calle Sant Joan, para rebosar la calle Monterols de banderas independentistas y seguir su curso por la Mercadal y un carrer Jesús que se quedó pequeño. Detrás de ellos, las pancartas con el lema «Ningún gobierno autonómico nos hará libres» y «organitzem el poder popular, cap a la independència no hi ha dreceres» marcaban el paso de jóvenes, familias y mayores acompañados al ritmo de una batucada de los diablos de Riudoms.

Queman fotos de Felipe VI y Macron en la manifestación de la izquierda independentista durante la Diada

Un grupo de jóvenes encapuchados ha quemado una imagen del rey Felipe VI y otra del presidente francés, Emmanuel Macron, durante la manifestación de la izquierda independentista en Barcelona con motivo de la Diada.

 
Las consignas iban desde las más festivas, como la adaptación de la canción popular «caragol treu banya, volem sortir d’Espanya» hasta las más reivindicativas «guerra, guerra, guerra per la terra» o « ERC y PDeCat la pasciencia s’ha acabat». Sin embargo, la cercanía de la sentencia del Tribunal Supremo por el procés, cuya intención es dictarla antes del 16 de octubre, tuvo especial protagonismo con el más que repetido «U d’octubre, ni oblit ni perdó».

La oleada independentista, que igualó las cifras de la marcha del 2018, siguió su recorrido por la Raval de Robuster. En ese punto, ya se habían sumado las personas procedentes de la manifestación de Barcelona. Era la 20a manifestación convocada por la Esquerra Independentista en Reus, que aseguraba que había aplegado 3.000 personas.



Parada improvisada
La concentración terminó en la plaza de les Peixeteries Velles. Una parada improvisada porqué la manifestación tenia que acabar en el Fossar Vell pero, según la organización, el gobierno local no había instalado el escenario. «El impulso republicano se ha perdido entre tanta subvención de la Diputació», ironizaba Edgar Fernandez, concejal del Ayuntamiento de Reus por la CUP y portavoz de Esquerra Independentista del Camp de Tarragona.
 

Fernández recordó que la agrupación independentista tiene tres objetivos claros. Por un lado, seguir acumulando fuerzas para la lucha contra España y por otro organizar y articular un programa político para la unidad popular que «tiene que ser social». «¿Dónde están los que decían que el procés tenía que ser útil?» añadía, con un público dividido entre aplausos y silencios ante la crítica al gobierno catalán por «no seguir el su programa e implementar el resultado del referéndum del uno de octubre».


En los discursos también han intervenido Francina Segura, en representación del Sindicat d’Estududiants dels Països Catalans, que ha asegurado que «si molestamos es porqué estamos haciendo las cosas bien» y que «no concebimos una república catalana que no sea feminista». Ha cerrado el acto el diputado del Parlament de Catalunya por la CUP, Vidal Aragonès, que ya participó el año pasado.

Temas

Comentarios

Lea También