Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La mezquita de Reus se ampliará para actividades complementarias al culto

El nuevo espacio, de 450 metros cuadrados de una nave contigua, albergará clases de árabe, actos culturales y una sala de té

Joan Morales

Whatsapp
Fieles musulmanes, rezando en la calle de la mezquita el pasado mes de diciembre. Foto: alfredo gonzález/dt

Fieles musulmanes, rezando en la calle de la mezquita el pasado mes de diciembre. Foto: alfredo gonzález/dt

El Centre Islàmic As-Sunnah, donde se encuentra la única mezquita de Reus y que está gestionado por la Associació Cultural dels Musulmans de Reus i Comarca, ampliará sus instalaciones. Después de que esta entidad comprase hace un par de años la nave contigua, en el polígono Granja Vila, está a punto de presentar al Ayuntamiento el proyecto constructivo. «El año pasado no lo pudimos presentar porque aún no se había levantado la moratoria del consistorio de no dar licencias para nuevos centros de culto o ampliaciones. Pero ahora, con la nueva normativa lo hemos estado mirando con nuestros arquitectos y hemos elaborado un proyecto que se ajusta a la norma y que esperemos que sea aprobado por el Ayuntamiento», explica al Diari el portavoz de la Associació Cultural dels Musulmans de Reus i Comarca, Mohamed Said Badoui.

No obstante, desde esta entidad islámica quieren dejar muy claro que «no se trata de una ampliación para el tema de culto, sino para dignificar las actividades complementarias que realizamos», comenta Said, quien añade que «para la oración ya disponemos de espacio suficiente. Es verdad que los viernes la mezquita se nos queda pequeña, pero solamente es este día de la semana, porque el resto tenemos suficiente».

Las actividades a las que se refiere el portavoz de esta entidad islámica son, básicamente, las clases de árabe, o actos culturales como proyección de audiovisuales o charlas y conferencias, sin olvidar tampoco un espacio destinado a que los fieles que acuden a la mezquita puedan tomar el té. Todo esto, actualmente, tienen que hacerlo en la nave de la calle Tolerància, donde el espacio de la planta baja está habilitado a la oración y el de altillo para todas estas actividades.

La nueva nave, que conectará con la actual, tiene 450 metros cuadrados y también se dividirá en planta baja y altillo, donde también se ubicará la biblioteca. Respecto a la previsión del inicio de las obras y su finalización, desde la asociación musulmana prefieren ser bastante cautos. «Primero tenemos que esperar a ver qué nos dice el Ayuntamiento cuando vea el proyecto, y cuánto tarda en aprobarlo o no», explica Mohamed Said, quien añade que «después dependerá de la capacidad económica para ir haciendo las obras. Iremos haciendo en función al dinero que tengamos. Las obras se van a financiar con las aportaciones de los fieles».

La mezquita del polígono Granja Vila es la única que existe en la ciudad. Hace tiempo que otra entidad islámica paralela, la Associació Cultural dels Musulmans del Magreb, pretende abrir otro centro de culto musulmán en la capital del Baix Camp, concretamente en el barrio Juroca. No obstante, y aunque en su día presentaron un proyecto constructivo al Ayuntamiento de Reus, éste fue rechazado después de que no cumpliese con la nueva normativa urbanística.

Por este motivo, muchos musulmanes de la zona sur de la ciudad se ven obligados a trasladarse a diario hasta el polígono Granja Vila, para poder rezar en la única mezquita de Reus. Especialmente los viernes, este espacio -con capacidad para 908 personas- se queda pequeño y muchos fieles tienen que rezar en la misma calle.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También