Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La moción en defensa de la escuela catalana tensiona el pleno en Reus

La moción se ha aprobado con los votos a favor del equipo de gobierno, el PSC y la CUP. Una treintena de personas se ha concentrado contra la medida luciendo banderas de Tabarnia

Francesc Gras

Whatsapp
El pleno ha contado con una treintena de personas con banderas española y de Tabarnia. Foto: A.M.

El pleno ha contado con una treintena de personas con banderas española y de Tabarnia. Foto: A.M.

El pleno de este lunes ha debatido una moción en defensa de la escuela catalana y el modelo de inmersión lingüística. El texto ha enfrentado, de nuevo, a los partidos que integran el bloque constitucionalistas con el equipo de gobierno, que en esta ocasión ha contado con el apoyo de la CUP y el PSC para aprobar la medida. El debate ha estado marcado por momentos de fuerte tensión entre las fuerzas políticas y el público asistente.

Un grupo de una treintena de personas ha interrumpido en numerosas ocasiones el debate luciendo banderas españolas y de Tabarnia y con pancartas con lemas como 'La vostra escola también es nuestra'. Especialmente críticos se han mostrado con las intervenciones de los cupaires, mientras que han respondido con una sonora ovación todas y cada una de las intervenciones de la concejal de Cs Pepa Labrador. El acalde de Reus, Carles Pellicer, ha tenido que llamar al orden en más de una ocasión para poder proseguir con la moción.

El texto en defensa de la inmersión lingüística es el mismo que ya se ha aprobado en otros municipios. En el caso de Reus lo ha presentado el equipo de gobierno (PDeCAt, ERC y Ara Reus), la CUP y el PSC. De hecho, los distintos portavoces de estas formaciones políticas han leído un fragmento de la moción. Ya en el turno de las intervenciones, el portavoz del socialista, Andreu Martín, ha acusado a populares y Ciudadanos de "utilizar la escuela en el campo de batalla de otras cosas como la lengua o la cultura". Por otra parte, su homónima en la CUP, Marta Llorens, ha apuntado: "La fractura social existe, pero no la que ustedes dicen (en referencia a PP y Cs). La fractura social verdadera la crean la falta de recursos y las necesidades".

Desde las filas de Ciudadanos, Pepa Labrador, se ha expresado con gran vehemencia a la hora de exponer sus posicionamientos. "Queremos que todos los alumnos tengan una asignatura troncal más en castellano. Esto es la segregación de la que nos acusan", ha manifestado. Ella misma también ha acusado a los partidos que han presentado la moción de querer imponer un modelo monolingüista y querer excluir el castellano. Por su parte, la   concejal del PP, Dolors Compte, ha defendido que "las familias deben poder elegir la lengua de educación de sus hijos". 

Comentarios

Lea También