Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La oposición de Reus se organiza pero descarta una moción de censura el 12 de mayo

CUP, PSC y Cs rechazan por ahora un cambio de alcalde pese a criticar su gestión y se emplazan a trabajar de cara al futuro

Francesc Gras

Whatsapp
Imagen del pleno del pasado 12 de abril que dejó sin efecto la moción de confianza. Foto: Alfredo González

Imagen del pleno del pasado 12 de abril que dejó sin efecto la moción de confianza. Foto: Alfredo González

El próximo viernes 12 de mayo finaliza el plazo para que la oposición presente una moción de censura que paralice la aprobación de los presupuestos y propicie un cambio en la alcaldía. Una posibilidad que los portavoces de CUP, PSC y Cs descartan ante la imposibilidad de sumar una mayoría alternativa. Desde los tres partidos coinciden en criticar la gestión y los presupuestos del alcalde Carles Pellicer pero reconocen que, de momento, no están en disposición de cerrar acuerdos definitivos. Por este motivo, se han emplazado a seguir con los contactos de cara al futuro – la Ley impone que se debe cumplir un periodo de seis meses –.

«Seguiremos trabajando con la mirada puesta en los próximos seis meses. No nos echamos para atrás, simplemente el escenario no es bueno y tenemos que buscar más complicidades». De esta forma analiza el panorama actual la portavoz de la CUP, Marta Llorens, tras reunirse con el PSC. Unos contactos que, asegura, fueron «honestos» y sirvieron para marcar posición. Por ejemplo, Llorens deja claro que su partido, tal y como expresó la asamblea cupaire, no aceptará una alcaldía de consenso que no pase por la CUP.

Cabe recordar que fueron los cupaires los que plantearon una moción de censura sumando los apoyos de socialistas, Ara Reus y ERC. Sobre los dos últimos partidos, Llorens afirma que seguirán buscando su colaboración a pesar del sólido bloque que forman con PDeCAT.

Por su parte, el portavoz del PSC, Andreu Martín, reconoce las reuniones con los cupaires y Cs y subraya que la moción de censura «es inviable en tan pocos días» y, sobre todo, tras el último posicionamiento de la CUP. No obstante, Martín sí que destaca la voluntad negociadora que se ha generado entre la oposición. «No todas las opciones pasan por el 12 de mayo», asegura Martín, quien recuerda que «la aprobación de los presupuestos no significa que no se pueda presentar una nueva moción más adelante». Así pues, la voluntad del PSC es continuar buscando puntos de encuentro con el resto de partidos sin rechazar ningún escenario.

Uno de los que ha sonado con más fuerza es el planteado por Cs y que contempla hacer alcalde a Andreu Martín con el apoyo de su partido y de la CUP. Una opción que los cupaires ni se plantean. «Seguiremos trabajando la semana que viene con el PSC, porque la temporalidad no es importante. Podemos presentar una moción de censura más adelante», manifiesta Juan Carlos Sánchez. Él mismo también critica que Pellicer «ha traído la inestabilidad al Ayuntamiento con una fórmula de subterfugio para aprobar los presupuestos porque no lo ha sabido hacer antes».

Desde el Partido Popular están pendientes de reunirse la semana que viene con los socialistas. En este sentido, el concejal del PP, Sebastià Domènech, considera que si la moción de censura no prospera el gobierno municipal «continuará teniendo el bloque mayoritario en contra». Él mismo también manifiesta: «Pellicer aprobará por primera vez en el Ayuntamiento de Reus unos presupuestos en minoría».

La oposición no suma

Todo este proceso relacionado con la moción de censura deja sobre la mesa dos interesantes cuestiones en clave política. La primera es que la oposición se ha organizado y ha generado de nuevo la sensación que podrían formar un bloque mayoritario contrario al actual gobierno municipal. Un hecho que no se visualizaba desde la celebración de las elecciones. Sólo el tiempo dirá en qué se traducen las reuniones reactivadas estos días y hacia donde se decanta un PSC que también ha abierto las puertas a acceder al gobierno.

La otra lectura es mucho más inmediata y es la que apunta al alcalde Pellicer como vencedor. Sin duda, su figura sale reforzada tras dejar claro que los partidos de la oposición no suman una alternativa real. Sus grandes diferencias ideológicas les impiden sumar acuerdos que serían considerados antinaturales. Y después porque, a pesar de estar a finales de abril, logra aprobar unos presupuestos que le permitirán «gobernar la ciudad» y evitar «que muchos proyectos importantes queden tocados».

Temas

  • REUS

Lea También