Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La oposición exige a Carles Pellicer «mano dura» para reclamar el consorcio

Consideran que el alcalde debería plantarse ante la Generalitat y exhortar a solucionar el problema del Hospital. El centro suma 4 millones de déficit, más que lo acumulado en todo 2017. El PSC pide una mejor financiación

Marc Càmara

Whatsapp
La Consellera de Salut, Alba Vergés, durante su visita a Reus a principios de junio. FOTO: DT

La Consellera de Salut, Alba Vergés, durante su visita a Reus a principios de junio. FOTO: DT

Ayer se celebró una nueva sesión del Consell d’Administració del Grup Salut. Uno de los principales puntos de discusión fue la información financiera y el estado de cuentas del Hospital Sant Joan. Tal y como avanzó el Diari, el centro cierra el primer semestre del año con casi 4 millones de euros de déficit. Concretamente 3,9.  

«La situación es alarmante», declara Rodrigo Fernández, consejero de Ciudadanos en el Hospital. Añade que «estamos ante el principal problema de la ciudad y el alcalde está de vacaciones y el Parlament de Catalunya cerrado hasta octubre».  Desde Ciudadanos afirman que «el alcalde debería plantar una tienda de campaña delante de la Conselleria de Salut y no levantarla hasta que hubiese una solución. Lo que no puede hacer es irse de vacaciones todo el mes de agosto».

No es la única voz que exige «mano dura» al alcalde y a la presidenta del Hospital, la republicana Noemí Llauradó. En la CUP están estupefactos de como se está gestionando la economía en el Hospital. Marta Llorens, portavoz del partido y consejera en el centro sanitario asegura sentirse «engañada». 

Dice Llorens que «el gobierno nos pide fe ciega, nos dicen que todo se arreglará con el consorcio. Pero el consorcio es sólo una entelequia que se encuentra en el imaginario del consejo». La CUP pide concreción y que se expongan las medidas y negociaciones que se están llevando a cabo con el CATSalut y la Conselleria de Salut para hacer realidad el consorcio. «Se habla mucho pero todo es humo. La presidencia y la dirección del Hospital hablan del largo plazo, pero no vemos que haya ninguna voluntad ni paso firme». Reclaman poner «negro sobre blanco» los pasos que «se están llevando a cabo». 

Sandra Guaita, consejera socialista, se desmarca de Cs y la CUP y reclama un mejor financiamiento para el centro hospitalario. «El problema no es quién gestiona el Hospital, si no cómo se finanza». 

Sin hoja de ruta definida

La CUP también alerta de que «no hay un plan fijado» para solventar el déficit acumulado y revertir la situación para reducirlo. «La presidencia y la dirección del Hospital hablan continuamente del futuro. Nunca hablan del presente», dice Llorens. «Desconocemos qué quiere hacer el gobierno para revertir la situación», dice Fernández de Ciudadanos, que pregunta «¿ahora qué venderemos para revertir el déficit?». Hace referencia a las consecutivas medidas contables que ha tomado el gobierno para paliar los déficits de los últimos tres años. «Hemos vendido solares, hemos reducido capital y ahora venderemos el Hospital de Móra. Para el año que viene, ¿tocará vender la Plaça del Prim?», pregunta irónicamente.  

La principal duda es qué ocurrirá con el déficit acumulado en 2018 si, finalmente, el consorcio se firma a finales de año. Noemí Llauradó habló del «otoño» como fecha orientativa. 

Temas

Comentarios

Lea También