Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La plantilla del Centre Bellissens de Reus pide mejorar sus condiciones laborales

Los trabajadores reclaman un aumento de salario tras nueve años con los sueldos congelados y un incremento de la carga de trabajo. Desde el Grup Pere Mata explican que 'los profesionales del centro disponen de mejores condiciones que el convenio pactado'

Francesc Gras

Whatsapp
El colectivo de 70 trabajadores confía en alcanzar un acuerdo con la empresa por la vía pacífica. Foto: A.M.

El colectivo de 70 trabajadores confía en alcanzar un acuerdo con la empresa por la vía pacífica. Foto: A.M.

El colectivo de trabajadores de Bellissens –uno de los centros que integran Villablanca Social del Grup Pere Mata– reclama mejoras salariales tras ver incrementada la carga de trabajo en los últimos años. Según explican sus representantes, «desde hace nueve años tenemos los sueldos congelados y esto ya no puede seguir igual». Su «malestar» e «insatisfacción» también surge por la exigencia de más responsabilidades en un sector «complejo» como es el de la atención a personas que sufren alguna discapacidad intelectual. Por este motivo piden que la empresa les recompense el esfuerzo que llevan a cabo mejorando las condiciones laborales de una plantilla de 70 trabajadores, todos ellos auxiliares técnicos educativos. 

En una carta que hicieron llegar a la dirección recuerdan que durante todo este tiempo nunca han llevado a cabo medidas de fuerza como protestas o huelgas. Y así quieren que siga en el futuro. Según el abogado que representa a los trabajadores, Elias Franco de EFL Advocats, su voluntad es alcanzar un acuerdo por la vía pacífica. Por este motivo han solicitado la mediación del Departament d’Empresa i Ocupació de la Generalitat para evitar llegar a un conflicto colectivo. «Los trabajadores confían en la buena fe de la dirección de la empresa para solucionar el problema», sentencia Franco.

Imagen de una pancarta que han hecho los trabajadores del centro. Foto: Cedida

Desde el Grup Pere Mata explican que en Bellissens «se está aplicando el convenio sectorial de Residencias y Centros de día para atender a personas con dicapacidad intelectual» y que «los profesionales disponen de mejores condiciones que el convenio pactado con la empresa». También recuerdan que «durante la crisis económica, la Generalitat realizó reajustes a la baja en las tarifas de las plazas concertadas que no han repercutido en los profesionales, respetando todas sus condiciones económicas por encima de convenio que tiene el personal de Bellissens». 

En estos momentos, las dos partes tienen las negociaciones abiertas. Paralelamente, la plantilla se está organizando para constituir un comité de empresa. El Centre Bellissens conmemoró recientemente su 20 aniversario y el hecho de ser el primer centro de Catalunya que se especializó en la atención directa a personas con discapacidades y enfermedades mentales. 

Temas

Comentarios

Lea También