Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La reforma del Tanatorio de Reus finalizará en septiembre

Se mejorará la atención a los usuarios ampliando las instalaciones unos 307,7m2 entre la primera y planta baja del edificio

Isabel Limón

Whatsapp
La madera será el material principal de la reforma del Tanatorio. Foto: Isabel Limón

La madera será el material principal de la reforma del Tanatorio. Foto: Isabel Limón

El proyecto de ampliación de la primera planta del Tanatorio Municipal de Reus está llegando a su fin. El nuevo espacio de la sala de ceremonias de la primera planta, reconstruido por Serveis Funeraris Reus i Baix Camp, estará listo para su uso el próximo mes de septiembre, y el presupuesto ha sido de 305.594,85€. El objetivo principal de esta modificación ha sido el de ofrecer un servicio más llevadero a los usuarios, y que la planta, ensanchada, proporcione más comodidad durante los velatorios. La superficie nueva construida será de 307,7m2, repartidos entre el recibidor de la primera planta y un recinto cerrado en la planta baja que, por ahora, se utilizará para usos internos del Tanatorio.

El alcalde de Reus, Carles Pellicer, valoró en la presentación del proyecto que "la atención a las personas en los momentos más cruciales es esencial" y por este motivo, decidieron realizar esta obra "que ya casi está terminada". Por su parte, la vicealcaldesa Noemí Llauradó añadió que "estos servicios son de los más importantes, y esta medida supondrá una mejora para la ciudadanía". 

Hasta ahora, el pasillo de la primera planta tenía una longitud de 45m con una anchura variable de entre 2,5 y 3,7m. Cuando todas las salas de velatorio estaban ocupadas y los usuarios decidían salir de ellas, en ciertas ocasiones se producía incomodidad por el ruido y el movimiento de las numerosas personas. Las nuevas instalaciones resolverán este conflicto reconvirtiendo la zona de paso haciéndola más extensa y por ende, más cómoda. Concretamente, se ha retrocedido el pasillo unos 4m respecto la fachada en una longitud de 27m, se han implantado tres entradas de luz, una a cada extremo de la nueva sala y otra enmedio de la nueva ampliación con una claraboya en la zona central del techo.

Más luminoso y con más vegetación

A medida que la reforma ha ido avanzando, se ha decidido reformular el sitio y hacerlo más diáfano. Bajo la claraboya central se prevé instalar una mesa de cristal donde yacerán los libros de conduelo pertenecientes a cada una de las salas de velatorio. Los patios laterales, además, quedarán sensiblemente separados de la pared, y eso facilitará una mayor entrada de luz junto a la claraboya. En la fachada de cristal se añadirá una cubierta vegetal a modo de filtro entre la zona de aparcamiento y las edificaciones cercanas, mientras que se aumentará el volumen de árboles del exterior para conseguir una sensación de recogimiento.

Materiales nobles

Las nuevas instalaciones estarán principalmente elaboradas de madera, que recubrirá los suelos y otros detalles de la estancia. De este modo, junto a otros elementos de mármol, se conseguirá reducir la reverberación que actualmente se llega a producir en momentos puntuales. 

Como resultado, la nueva superficie solventará el mayor número de molestias posibles y tratará, según Pellicer, de ser "un ámbito de crecimiento que permita pasar este tipo de situaciones de una manera más adecuada".

Temas

Comentarios

Lea También