Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La remodelación de la estación de autobuses de Reus sigue retardándose y sin fecha

Algunos elementos de la marquesina se desprendieron el mes pasado por el viento debido a su mal estado

Montse Plana

Whatsapp
Algunas zonas de la estación de autobuses de Reus están valladas ante el desprendimiento de algunos elementos.  FOTO: Alfredo González

Algunas zonas de la estación de autobuses de Reus están valladas ante el desprendimiento de algunos elementos. FOTO: Alfredo González

La estación de autobuses de Reus sigue acumulando carencias y vallados de protección ante algunos recientes desprendimientos de elementos de la marquesina. Hace tiempo que las instalaciones necesitan una actuación de mejora integral y, de hecho, el verano pasado se anunciaba que Generalitat invertiría cerca de 100.000 euros en un proyecto de remodelación, con la previsión que los trabajos pudieran empezar a finales de 2018. Pero los meses han pasado y, encarando ya la tercera semana del mes de marzo, aún no hay rastro de esta anhelada intervención. 

Según fuentes consultadas del Departament de Territori i Sostenibilitat de la Generalitat de Catalunya –titular de las instalaciones–, actualmente el proyecto, que incluye intervenciones en catorce estaciones más de toda Catalunya, está en fase de licitación. «Tampoco está establecido con qué orden se ejecutarán los trabajos», añaden las mismas fuentes. Con otras palabras, la remodelación sigue su camino, pero con retraso a lo anunciado inicialmente y sin fecha ni aproximación de cuándo, finalmente, podrían empezar a materializarse. 

Desprendimientos por viento

Las carencias de la estación de Reus se visualizan rápidamente con la presencia de distintas zonas valladas por seguridad, con la finalidad de evitar que los usuarios transiten por debajo de algunas de las partes más deterioradas de la estructura. La medida de seguridad se tomó después de que, justo el pasado mes de febrero, algunos fragmentos de la marquesina de la estación se desprendieran a raíz del viento. Según detallan fuentes municipales, el Ayuntamiento ha asumido la reparación de estos desperfectos con medidas provisionales, a la espera de la intervención de Generalitat. 

«Estas vallas estarán por algo... Desde luego que hace falta un lavado de cara en esta estación, que se cae a trozos», opinaba ayer una usuaria habitual, que también subrayaba la limpieza como asignatura pendiente. Por otro lado, Ana Isabel Martínez y Maria Navarro explicaban este lunes, mientras esperaban el autobús para ir a Tarragona, que la estación de Reus «está dejada». «La estructura da miedo», opinaban, a la vez que destacaban que «cuando llueve, todo esto se llena de charcos. Además, el suelo es resbaladizo, así que debe irse con cuidado». «Yo algún vez me he caído», detallaba Ana Isabel. Estas dos usuarias también criticaban que las pantallas informativas que hay en los andenes «contienen errores durante los fines de semana, porque muestran el horario de entre semana. Los usuarios habituales ya sabemos la frecuencia de los buses, pero hay mucha gente que va totalmente perdida y, encima, la información es errónea. Además, en los puntos de información es difícil encontrar alguien que te atienda. Los horarios son muy limitados. En verano, en cambio, sí que hay un punto de información para los rusos», describían.

Ginesta López, otra usuaria habitual de la estación de autobuses de Reus, y es que es estudiante y va a diario a Tarragona, también opina que las instalaciones son «viejas». «Un lavado de cara no estaría nada mal», añadía ayer a media mañana. Por otro lado, los usuarios puntuales veían con buenos ojos las instalaciones. «Soy de L’Hospitalet y siempre que venimos a Reus cogemos el autobús. Últimamente han mejorado la frecuencia y, a nivel de estructura, veo correctamente esta estación», opinaba Anna Almonte. También se mostraba positiva Amalia Jiménez, quien destacaba que para ir a Cambrils «es más problemático a nivel de horarios, pero la estación la veo bien. Al menos el suelo está limpio de papeles y hay un bar».

Catorce actuaciones a realizar

Según el proyecto de mejoras puntuales de la Generalitat –en el que se incluyen un total de quince estaciones, entre las cuales, Reus– en el caso de la capital del Baix Camp se prevé ejecutar un total de catorce actuaciones. Concretamente, en el proyecto se detallan trabajos como la reposición de elementos de la claraboya, nivelación de algunas zonas del suelo o nuevos números de andén. También se prevé reponer el rótulo de la estación y las vitrinas de información y pintar los pilares. Se hace especial hincapié en las inundaciones que afectan la estación cuando llueve. Por ello se procederá a reponer el canalón de recogida de aguas pluviales.

Todas estas actuaciones se realizarán por un valor aproximado de 100.000 euros. Actualmente, el proyecto de ejecución está en periodo de licitación, aunque el plazo para que las empresas presentasen sus ofertas terminó hace meses, a mediados del pasado mes de septiembre. El presupuesto total de licitación para reparar las 15 estaciones es de 1’65 millones de euros y, cuando estén adjudicadas, el plazo para ejecutar los trabajos será de ocho meses.

Temas

Comentarios