Más de Reus

La renovación de la plaza Antoni Correig de Reus llegará este año

La previsión es reformar el pavimento del parque y sustituir los elementos de juego

M. Plana

Whatsapp
El parque infantil de la plaza Antoni Correig está deteriorado por el paso del tiempo.  FOTO: Fabián Acidres

El parque infantil de la plaza Antoni Correig está deteriorado por el paso del tiempo. FOTO: Fabián Acidres

Con dos años de retraso, pero al fin, la plaza Antoni Correig i Massó, en el barrio Mare Molas de Reus, será renovada. Se trata de la propuesta más votada de los presupuestos participativos de 2019 en el apartado de grandes proyectos, con 317 votos. Tras una larga espera, la previsión es clara: los trabajos se ejecutarán este 2021. Fuentes municipales detallan que el proyecto básico ya está aprobado y que en breves estará en exposición pública. La previsión sería que entre los meses de febrero y marzo el proyecto se licite, para posteriormente adjudicarse a la empresa ganadora del concurso público y, finalmente, materializar las mejoras de este parque infantil.

Con este anuncio, los vecinos de la zona respiran más tranquilos. Se trata de una larga reivindicación del barrio y, sobre todo, de los padres y madres que llevan habitualmente sus hijos en este parque. Como ya ha recogido en varias ocasiones el Diari, los usuarios se quejan especialmente de los desperfectos de los elementos de juego a raíz del paso del tiempo. Detallan que no se han cambiado en, al menos, 20 años, por lo que presentan un importante desgaste. Entre las carencias, señalan algunos tornillos que sobresalen, un puente de madera algo desencajado o las cuerdas desgastadas de otro puente. 

Por todo ello, dos vecinos de la zona presentaron la propuesta en los Pressupostos Participatius 2019, resultando ser el más votado. Entre las mejoras que se pidieron, destaca la instalación de un suelo de caucho en las zonas de juego, porque la plaza «tiene actualmente un pavimento de tierra y piedras con continuos desniveles», según relatan los impulsores en la propuesta presentada. También se pidió instalar elementos para los niños más pequeños, los de cero años, además de renovar elementos del actual parque para los usuarios de más de 3 años.
«Lo importante es que se acabe realizando, aunque vaya con retraso», explica el presidente de la asociación vecinal del barrio Mare Molas, Diego Garcia. Recuerda que tocaba ya renovarse «porque está ya bastante deteriorado».

El proyecto tiene un presupuesto de 120.000 euros. El Ayuntamiento contempla reformar el pavimento de la plaza y sustituir la zona de juegos infantiles actual por una de grande formato.

Esta no será la única mejora que se realizará en los próximos meses en parques infantiles de la ciudad. También hay la propuesta de ampliación del parque infantil del Parc Sant Jordi, en este caso, una de las ganadoras en el apartado de pequeños proyectos de los Pressupostos Participatius 2019, con un importe de 30.000 euros. En este caso, se prevé mejorar el pavimento, la instalación de un nuevo juego tipo laberinto y recuperar e integrar en el espacio la antigua jaula de pájaros de gran formato que hay en el parque. Por otro lado, se prevé ejecutar en 2021 el mantenimiento de zonas de juegos infantiles, inversiones incluidas en el presupuesto del Ayuntamiento para el ejercicio 2020. Se reserva una partida de 25.000 euros que previsiblemente se destinará a la renovación de dos áreas de juegos de la ciudad.

En cuanto a los presupuestos participativos, cabe recordar que han dejado de ser anuales, dado que los de 2018 y 2019 se han solapado. Así pues, la idea es que se sigan desarrollando, pero con periodicidad más amplia.

Temas

Comentarios

Lea También