Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Reus Vía Pública

La reparación de 50 puntos de luz pondrá fin a la oscuridad en el barrio Mas Pellicer de Reus

El presidente de la Associació de Veïns Primer de Maig se muestra satisfecho pero pide dar un paso más e instalar farolas de cuatro brazos que pongan fin, definitivamente, al vandalismo

J.SALVAT

Whatsapp
El presidente de la asociación de vecinos Primer de Maig, Eduardo Navas, muestra las nuevas luces de Mas Pellicer. FOTO: FABIÁN ACIDRES

El presidente de la asociación de vecinos Primer de Maig, Eduardo Navas, muestra las nuevas luces de Mas Pellicer. FOTO: FABIÁN ACIDRES

Hacía ya tiempo que el barrio Mas Pellicer pedía arreglar la iluminación de sus calles y de los porches de los edificios. La situación era grave. Había, en total, cincuenta luces y lámparas rotas o desgastadas en la vía pública.

La oscuridad en distintos tramos condujo a la preocupación entre el vecindario, ya que muchos de ellos no se sentían seguros en su propia casa porque, la falta de luz, había provocado un aumento de vandalismo. Así lo explica el presidente de l’Associació de Veïns Primer de Maig, Eduardo Navas. Ahora, después de mucho tiempo sintiéndose ignorados por las instituciones, parece que, al fin, han obtenido una respuesta.

Tras meses de reclamaciones, la semana pasada empezaron los servicios de mantenimiento por parte del Ayuntamiento de Reus. Operaciones que se realizan de forma rutinaria en toda la ciudad y que, en el caso del Mas Pellicer en concreto, han significado la reposición de bombillas desgastadas o ausentes de las farolas y otras lámparas. Por otra parte, esta semana se empezarán a reparar las luces rotas. Esta reposición corre a cargo de la Agència de l’Habitatge de la Generalitat de Catalunya y afecta a la mayoría de las luces de techo de los porches y de las paredes del barrio. Muchas de ellas, robadas o destrozadas en actos vandálicos. El cambio y reparación de las luces durará, según el propio presidente, alrededor de un mes.

«Es una acción muy positiva que dará respuesta al incivismo», señala Navas, que explica que en el barrio había más de una zona en la que «no se veía nada absolutamente nada». Se refiere, sobre todo, a los bloques de edificios número seis, la zona de dónde se ubican los portales con los números veintes y también el patio que forman las estructuras de los portales de los números cuarenta. Puntos rojos, hasta ahora, totalmente a oscuras.

A pesar de esta respuesta, Eduardo Navas muestra una satisfacción a medias. El presidente de la Associació de Veïns Primer de Maig se muestra contento por estas acciones, pero considera que aún queda un asunto pendiente para poner fin al vandalismo y acabar de solucionar el problema.

Mejores farolas

Según el representante del barrio, la reparación de los fluorescentes no es la respuesta adecuada porque, asegura, «las farolas se encuentran al nivel del peatón y las vuelven a romper rápidamente». Por eso apuesta por cambiar el modelo de iluminación de la zona con la instalación de farolas de cuatro brazos. Una opción que sería «perfecta» para iluminar los patios de los bloques de pisos y de todas las esquinas de los porches. De hecho, en el barrio ya hay un ejemplo de este tipo de iluminación. Fue impulsada por la misma asociación de vecinos y sirvió de ejemplo para llevar al consistorio la propuesta de expandirlas en el barrio.

Para tratar de arreglar la situación, el presidente Eduardo Navas llamó a la puerta del ayuntamiento La reunión se produjo hace siete meses. En ella, Navas asegura que el consistorio se comprometió a estudiar los costes económicos que darían solución al problema de iluminación en este barrio, tanto en la vía pública como en los porches de los pisos.

El concejal de Desenvolupament Urbà i Via Pública, Hipòlit Montseny, dos técnicos municipales, la Federació d’Associacions de Veïns de Reus y el responsable de l’Agència de l’Habitatge a Tarragona, Josep Maria Juncosa, hablaron de la problemática. Finalmente, tal y como ya afirmó el consistorio a este periódico, se está analizando la viabilidad para ejecutar el cambio de iluminación de la zona y la forma en la que se podría financiar. Pero el consistorio advierte que, aunque la responsabilidad de la vía pública es del consistorio, la responsabilidad del mantenimiento de los bloques de pisos es de la Generalitat.

Temas

Comentarios

Lea También