Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La residencia Horts de Miró abrirá 5 años tarde y a medias

Se inaugurará a finales de año con 29 plazas y se contratará a una veintena de profesionales 

C.Valls - F. Gras

Whatsapp
El equipamiento pondrá en servicio 24 plazas de titularidad pública y cinco de privadas.  FOTO: Alfredo González

El equipamiento pondrá en servicio 24 plazas de titularidad pública y cinco de privadas. FOTO: Alfredo González

El año 2012 se dio por terminada la construcción de la residencia de ancianos Horts de Miró, y más de cinco años después abrirá sus puertas para iniciar su actividad. Su apertura será una realidad antes de que acabe el año. Eso sí, lo hará con 24 plazas colaboradoras, que financiará la Generalitat de Catalunya y gestionará Fundació Social, más cinco de carácter privado. Es decir, la mitad de las que hay en total en el equipamiento, que ocupa la segunda, la tercera y la cuarta planta del edificio situado en las calles Maria Antònia París y Aiguanova

Las dificultades de la Generalitat para cerrar los presupuestos de los últimos años han sido uno de los agravantes para el retraso de su apertura. Todo ello, lo ha anunciado este jueves la edil de Benestar Social, Montserrat Vilella, quien ha valorado como «positivo» el avance del espacio de titularidad municipal. «Las 29 plazas totales supondrán una respuesta a la demanda de los ciudadanos. Por lo que respecta a la apertura del resto de plazas, deberemos esperar a que la Generalitat pueda atorgar más y la intención es que todo sea público», ha explicado Vilella. 

La inversión de la mitad de plazas residenciales asciende a 205.000 euros, sin las plazas del centro de día

La inversión de la mitad de plazas residenciales asciende a 205.000 euros, sin las plazas del centro de día. En números totales, el centro dispone de 34 habitaciones con 58 camas, 17 habitaciones por planta, de las cuales 12 son dobles y cinco individuales. Además se acogen 20 plazas de centro de día. En la planta baja, de hecho, se encuentra el Centre d’Atenció Primària (CAP) Horts de Miró. La apertura de la residencia comportará la contratación de una veintena de profesionales, tanto de atención directa  – gerocultora, trabajo social, educación social, terapia ocupacional, psicología, enfermería, fisioterapia y servicio médico–, como indirecta –limpieza, cocina, lavandería, mantenimiento, portería y dirección–. 

La noticia ha sido bien recibida por los vecinos de la zona. En esta misma línea también se manifiesta el secretario de organización y comunicación de Usitac-Sanitat, Alfred Maza, quien aseguraba que «es un primer paso importante para el que hemos estado luchando durante mucho tiempo». Sin ocultar que sus deseos hubiesen sido la puesta en marcha de todas las plazas, considera esencial la apertura del centro. «Una vez abierta la residencia con plazas 100% públicas, ahora ya existen otras posibilidades». Entre éstas señala la posibilidad de continuar ampliando el número de camas hasta el máximo que permite la residencia con plazas concertadas o más privadas. Una situación que repetiría el modelo de la residencia de Marià Fortuny.

Sin ocultar que sus deseos hubiesen sido la puesta en marcha de todas las plazas, Alfred Maza (Usitac-Sanitat) considera esencial la apertura del centro

No lo ve así el presidente de la Associació d’Amics de la Gent Gran de Reus i Baix Camp, Ramon Sánchez, que mantiene el discurso crítico que ya mostró hace meses cuando exigía la apertura de todo el espacio. «Tras tantos años cerrada merecíamos que se crearan las 58 plazas públicas y no la mitad. La gente mayor nos sentimos maltratados», manifestó Sánchez, quien tildó la decisión de la Generalitat de «lamentable» y «ridícula». Desde la entidad tachaban de insuficiente la medida porque, según sus cálculos, en la ciudad existe un «preocupante» déficit de plazas de residencia con una lista de espera de unas 200 personas.

La valoración de los socialistas
Por su parte, el grupo municipal del PSC se ha mostrado satisfecho con la apertura de las 24 plazas públicas de la residencia. «Ya era hora que la Generalitat comenzara a cumplir sus compromisos con la ciudad», ha manifestado el portavoz socialista, Andreu Martín. Él mismo también ha insistido en que era «incomprensible» que hasta el día de hoy las dependencias hubieran estado vacías cuando «hay personas que necesitan y reclaman su uso».

El retraso de la apertura de la residencia, según Ramon Sánchez (entidad de mayores de Reus y Baix Camp) la considera un maltrato

Moción en el pleno pidiendo su immediata apertura

La petición de la apertura de la residencia de Horts de Miró también ha centrado el debate político. El pleno del pasado mes de julio aprobó una moción para reclamar a la Generalitat la puesta en marcha del equipamiento. Fue a través de una moción presentada por la oposición en bloque (CUP, C’s, PSC y PP) y que contó con el apoyo del equipo de gobierno. La concejal de Benestar Social, Montserrat Vilella, manifestó en aquella sesión que el requerimiento «avalaba» el trabajo que venían realizando para lograr su esperada apertura tras cinco años cerrada. El pleno fue seguido con pancartas de protesta por vecinos y miembros de la Associació d’Amics de la Gent Gran i Baix Camp.

Temas

Comentarios

Lea También