Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La 'rompida de la hora' de Calanda llega a Reus

Un centenar de tambores y bombos de la Cofradía Jesús el Nazareno revivió este emblemático momento del Viernes Santo en Calanda en una plaza del Mercadal repleta de curiosos

Joan Morales

Whatsapp
La plaza del Mercadal se llenó para ver la actuación de los tambores de Calanda. Foto: Alfredo González

La plaza del Mercadal se llenó para ver la actuación de los tambores de Calanda. Foto: Alfredo González

La plaza del Mercadal está acostumbrada al estruendo y a muchos decibelios. No en vano, cada año por Sant Pere las cuatro tronadas que se encienden convierten la plaza del Ayuntamiento de Reus en un enorme altavoz donde sólo los más valientes sobreviven sin tener que taparse los oídos. Pues bien, ayer tarde un centenar de cofrades de la Cofradía Jesús el Nazareno de Calanda hicieron retronar sus tambores y bombos, antes de participar en la procesión de la Amargura.

Reus es este año capital de la cultura catalana y por este motivo el Centro Aragonés ‘El Cachirulo’ se ha añadido a esta efeméride con la organización de una actuación de los Tambores de Calanda en la plaza del Mercadal, que por unos momentos se transformó en la Plaza de España de Calanda, donde cada Viernes Santo -a las 12 en punto del mediodía- las diferentes cofradías de esta localidad aragonesa protagonizan la ‘Rompida de la Hora’, es decir, centenares y centenares de tambores y bombos retruenan juntos hasta el Sábado Santo al mediodía.

Ayer, aunque a pequeña escala, los casi 100 tamborileros de Calanda ofrecieron a los muchos curiosos que llenaron la plaza del Mercadal. Después de ser recibidos por el alcalde de Reus, CarlesPellicer, en el edificio consistorial, los cofrades se dirigieron hasta el centro de la plaza donde se colocaron para empezar la actuación. Entre las autoridades presentes, además de al alcalde Pellicer y de algunos de sus concejales de gobierno, también se pudo ver al presidente de la Agrupació d‘Associacions de Setmana Santa de Reus, Josep Domene.

Sobre las siete y veinte de la tarde, los tambores y bombos empezaron a retronar mientras que decenas y decenas de teléfonos móviles inmortalizaban el momento, especialmente a través de vídeos. La exhibición duró unos diez minutos y el publico dedicó una ovación a los tamborileros, entre los que había algunos niños y jóvenes. El idilio de los tambores de Calanda con la ciudad de Reus viene de lejos.

‘El Cachirulo’

De hecho, hace ya 18 años que el Centro Aragonés ‘El Cachirulo’ consigue traer a los tamborileros hasta la capital del Baix Camp para que participen en la procesión de l’Amargura, donde sus tambores retruenan por las calles del centro de la ciudad acompañando al paso que sale desde la iglesia de Sant Joan. Ayer no pudo ser menos y los tambores de Calanda volvieron a ser protagonistas en Reus.

 

Temas

  • REUS

Lea También