Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

'La seguridad de los pacientes de Urgencias no está comprometida'

El director del Hospital de Reus, Òscar Ros, niega que la situación del servicio sea 'caótica', tal y como ha denunciado un médico

Joan Morales

Whatsapp
Exterior del servicio de Urgencias del Sant Joan de Reus, el pasado domingo a última hora de la tarde. FOTO: ALBA MARINÉ

Exterior del servicio de Urgencias del Sant Joan de Reus, el pasado domingo a última hora de la tarde. FOTO: ALBA MARINÉ

La dirección del Hospital Sant Joan de Reus se defendió ayer de las duras acusaciones efectuadas por Ignacio Salvi, un médico de Urgencias quien, en declaraciones al Diari , explicó el pasado domingo que «la situación del servicio es caótica, indigna y de una alta peligrosidad», después de que tuviesen que estar un tiempo de la guardia con dos efectivos menos.

El director del Hospital Sant Joan, Òscar Ros, calificó ayer estas afirmaciones como «desafortunadas, a cargo de un profesional que sólo lleva un mes trabajando con nosotros. Él es libre de decir lo que quiera, pero ni sus palabras no son el sentimiento de un colectivo ni se ajustan a la realidad».

En este sentido, Ros afirma que «nuestro servicio de Urgencias tiene los mismos problemas que los de otros hospitales. Tal vez, es algo especial por ser más largo en el tiempo al haberse adelantado el pico máximo de la gripe. Pero en ninguno de los casos es un servicio caótico y la seguridad de los pacientes no está comprometida».


Implicación
Para tranquilizar a la población, el director del Hospital Sant Joan de Reus pone en valor a los profesionales del centro «que tienen un grado de implicación mayúsculo, que hace que el trabajo se haga bien». Ros pone como ejemplo la última encuesta de satisfacción del servicio de Urgencias del Sant Joan, en 2016, donde los pacientes nos han puntuado con un índice global de 7,6, lígeramente por encima de la media de Catalunya. Mientras que el índice de fiabilidad es del 85%, cuando el catalán está en el 80%».

Sobre las quejas del médico de Urgencias, en las que aseguraba que «la solución para descongestionar el servicio pasa por contratar a más personal», Òscar Ros asegura que «la dotación de Urgencias es estable y no hacen falta más efectivos. Lo que pasó el domingo es que uno de los médicos de primera asistencia se encontró mal y no fuimos capaces de resolver la situación de una forma rápida. Pero no es cierto que el coordinador de Urgencias y el jefe de guardia se desentendiesen del problema. Todo lo contrario, ya que se preocuparon de resolverlo».

Por último, Ros aseguró que la dirección del Hospital no tiene previsto abrir ningún expediente disciplinario al médico que ha cargado contra la dirección hospitalaria. «Podemos no compartir sus opiniones, pero nunca vamos a echar a nadie a la calle por expresarse libremente», sentencia el director.

El servicio de Urgencias del Hospital Sant Joan de Reus atendió el pasado domingo a 206 pacientes, una cifra ligeramente inferior a los 230 que, de media, se atienden en un día normal de estas fechas, cuando el servicio se ha visto colapsado por momentos.


Rectificación sobre una foto
Por un error de la fuente informante, una de las dos imágenes publicadas en la página 15 de la edición impresa de ayer no corresponde al pasillo de urgencias del Hospital de Sant Joan, como indicaba el pie de foto. Se trata de una imagen obtenida en otro centro sanitario.

n n n

Temas

  • REUS

Lea También