Más de Reus

La transformación de Sagessa

Sagessa. El que fuera el brazo armado de la sanidad ahora centra sus servicios en las áreas sociales y de la educación

Francesc Gras

Whatsapp
La gestión de guarderías y residencias como Horts de Miró centran ahora la actividad de Sagessa. FOTO: A. M.

La gestión de guarderías y residencias como Horts de Miró centran ahora la actividad de Sagessa. FOTO: A. M.

Aprincipios de mes, la Generalitat oficializaba que tiene plenamente operativa la entidad que gestiona el Hospital de Reus. También anunciaba que está en pleno proceso para incorporar el resto de sociedades del ámbito de la salud. Un proceso que finalizará durante lo que resta de año.
Mucho se ha escrito sobre el fin de ciclo que ha supuesto el traspaso del Sant Joan rubricado a finales de 2019 entre el Ayuntamiento y el CatSalut. Una posibilidad que incluso venía de mucho antes. Todavía recuerdo la visita del entonces conseller de Salut, Toni Comín, para anunciar la creación de un consorcio entre ambas administraciones (que nunca llegó a materializarse) y como la compra por parte de la Generalitat ya sobrevolaba en el ambiente.

Las consecuencias que ha tenido el traspaso también han sido analizadas. Entre ellas, por ejemplo, como el consistorio ha dejado de manejar el segundo mayor presupuesto de Catalunya al no incluir el hospital en las cuentas municipales o cómo se han finiquitado los profundos problemas económicos, laborales y políticos que acarreaba su gestión y la de todo el conglomerado sanitario. 

Este cambio de modelo, que sólo el tiempo dirá si se ha sido positivo o negativo, ha obligado a una completa reestructuración societaria de lo que era el Grup Salut y, especialmente, su brazo armando, Sagessa. Ésta ya no cuenta con todo el entramado de sociedades del ámbito sanitario y el servicio que prestaba en distintos municipios de la demarcación. 

De hecho, como única gran empresa sólo mantiene el Centre Mèdic Quirúrgic (CMQ) focalizada en la actividad de mutuas y privados. Así es que la gran transformación de lo que en su día fue el buque insignia de la extinta Innova merece prestarle atención. Y es que la conversión ha llegado hasta el punto que ahora sus principal presupuesto y prestación de servicios ya no es en el campo de la salud con hospitales y CAPs sino en las áreas sociales y de la educación. 

Dentro de esta nueva Sagessa, la principal protagonistas es la Fundació Educativa i Social, creada en 1999 aunque vivió su gran cambio en 2019 fruto, precisamente, del traspaso del hospital. Es una fundación de carácter supramunicipal y que gestiona las seis guarderías públicas que hay en la ciudad, pero también las de otras poblaciones como Castellvell del Camp o Móra d’Ebre. Pero también lidera otros servicios como Mas Pintat, actividades en los centros cívicos o el Pla Educatiu d’Entorn

Las residencias

En su área social se hace cargo de la Illeta, la residencia y centro de día de Horts de Miro y otras siete situadas en el resto del territorio o el Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD). Por todo ello, esta fundación cuenta con más de 300 trabajadores y dispone de una facturación de más de cinco millones, que representa un incremento de unos dos millones en comparación con el año anterior. Unos números que la sitúan en el top cinco entre las empresas del ámbito de la educación de toda la demarcación, tal y como recoge la Guía Empresarial 2021 del Diari. La constatación del cambio de ciclo.

Temas

Comentarios

Lea También