Más de Reus

«La voluntad de diálogo de Forestalia es total»

El grupo promotor es «consciente de la sensibilidad del territorio» y dice que «atenderá las alegaciones que tengan sentido»

JOAN MORALES

Whatsapp
Los representantes institucionales presentaron las alegaciones en el Palau Bofarull de Reus. FOTO: Alfredo González

Los representantes institucionales presentaron las alegaciones en el Palau Bofarull de Reus. FOTO: Alfredo González

Voluntad de diálogo y sensibilidad con el territorio. Así definió ayer el grupo Forestalia la estrategia a seguir a la hora de negociar con la treintena de municipios de las comarcas tarraconenses afectados por la futura línea de alta tensión que deberá transportar electricidad verde desde parques eólicos y fotovoltáicos de Aragón hasta la subestación de Begues (Baix Llobregat).

Fuentes del grupo promotor del proyecto consultadas por el Diari recordaron que «se está presentando el proyecto a los ayuntamientos. La voluntad de diálogo de la empresa es total y somos conscientes de la sensibilidad del territorio».

Desde Forestalia eran conocedores del acto de presentación de las alegaciones que tuvo lugar ayer en el Palau Bofarull de Reus y recordaron que «las alegaciones que presenten los ayuntamientos, y que tengan un sentido desde un punto de vista de impacto local, por descontado que serán atendidas».

Compensaciones

Además, estas mismas fuentes también incidieron en que «tenemos previstas compensaciones al territorio. No sólo de expropiaciones a los propietarios de las tierras por donde pasa la línea, sino también convenios con los ayuntamientos durante los 30 o 40 años de explotación de la línea».

El proyecto de construcción de esta nueva línea de alta tensión fue publicado en el BOE el pasado 28 de julio y desde entonces está en fase de información pública. Según explican fuentes del grupo Forestalia, que también promueve otros proyectos de parques eólicos en Catalunya, hace dos años se plantearon la posibilidad de transportar electricidad verde producida en parques eólicos y fotovoltáicos de Aragón hasta centros de consumo de energía y subestaciones. En el caso de la conexión con Catalunya hay proyectadas tres líneas. Una que transportará la electricidad a través de los Pirineos, otro por la Catalunya central y el que entrará por las comarcas de Tarragona hasta la subestación de Begues (Baix Llobregat).

Déficit de energías renovables

«Catalunya tiene un gran déficit de energías renovables», comentan desde Forestalia, donde han tenido la visión de transportar esta electricidad, 100% renovable, que se produce en Aragón hasta territorio catalán.

La nueva conexión, de 400 kilovoltios, estará compuesta por más de 850 kilómetros de red cruzando 41 municipios catalanes (32 de la demarcación de Tarragona y nueve de la de Barcelona), con una inversión próxima a los 60 millones de euros, según consta en el proyecto presentado al Ministerio de Industria.

Será ahora el Ministerio de Transición Ecológica el que deberá elaborar el informe de impacto ambiental para dar el visto bueno al proyecto, que se convertirá en la primera línea de uso privado que se levanta en Catalunya, según publicaba el diario El País en su edición del pasado 13 de agosto.

Desde Forestalia recuerdan que esta línea está preparada para transportar 2.500 megawatios por hora de potencia. «Si toda esta energía se tuviese que generar en parques fotovoltáicos en Catalunya harían falta 5.000 hectáreas y cada uno de estos parques necesitaría su propia línea de evacuación».

Temas

  • Forestalia
  • Línea Alta Tensión
  • Palau Bofarull
  • Reus

Comentarios

Lea También