Más de Reus

Las Hermanitas de los Pobres, 150 años atendiendo a ancianos en Reus

La congregación inició sus pasos de labor social en la capital del Baix Camp un lejano día de 1868 y para conmemorar esta relevante efemérides se han organizado diferentes actos 

Joan Boronat

Whatsapp
Misa de acción de gracias en el Santuario de Misericordia. FOTO: MCSArqTgn

Misa de acción de gracias en el Santuario de Misericordia. FOTO: MCSArqTgn

Queda lejos aquel año de 1868 cuando las Hermanitas de los Pobres fundaron en Reus, primero en la calle Santa Paula, para trasladarse luego a la actual casa del Passeig Sunyer, de la capital del Baix Camp. Evidentemente ya hace mucho tiempo que no hay vivos testigos del acontecimiento, pero sí el testigo, con relevos, de una encomiable y ardua labor que la congregación fundada por Santa Joana Jugan ha desarrollado durante 150 años en la ciudad.

Las Hermanitas de los Pobres se fueron de Tarragona y más recientemente dejaron huérfana de su carisma y atención a la ancianidad a la ciudad de Vitoria. Por ello es motivo de gozo que las Hermanitas cumplan 150 años de presencia en Reus, en activo y con fuerzas por continuar su abnegada labor social «gracias a la Divina Providencia y al buen número de benefactores que nos ayudan incondicionalmente», subraya Sor M. de Jesús Pilar, superiora de la comunidad, desde noviembre de 2015.

La efemérides de ningún modo podía pasar desapercibida y por este motivo se han venido organizando diversos actos conmemorativos que se han desarrollado los días 25, 26 y 27 de octubre, y que hacen justicia a tanta dedicación, con merecida respuesta por parte de la sociedad civil.

Así, el pasado jueves hubo en el Santuario de Misericordia una misa de acción de gracias, presidida por el arzobispo de Tarragona, Mons. Jaume Pujol Balcells y concelebrada por el prior y arcipreste, mosén Antoni Cedó y Creu Sáiz, capellán del Santuario, con presencia del alcalde de Reus, Carles Pellicer, residentes y ciudadanos.

En el inicio de la celebración, la superiora pronunció palabras para recordar que la congregación «llegó a Reus para iniciar una obra hospitalaria y fuimos acogidas calurosamente. Transcurridos 150 años, también nosotras, con corazón agradecido, queremos agradecer a la Divina Providencia tantos dones recibidos y que seguimos recibiendo».

En la homilía el arzobispo Jaume quiso destacar aspectos significativos de la congregación: «Sois herederas de Santa Joana Jugan, que sirvió a Cristo a través de los hermanos sufrientes, a la que Dios indicó el camino a seguir en el año 1839; el carisma lleno de amor, camino de la Cruz y la abnegación, con frutos de paz, alegría y caridad.»

Actualmente la comunidad de las Hermanitas de los Pobres de Reus, la única casa de la congregación en la provincia de Tarragona, está formada por trece hermanas al servicio de los ancianos acogidos y cuentan con cerca de cuarenta profesionales y voluntarios. Algunas de las hermanas ya tienen considerable edad, pero como señala la superiora M. de Jesús Pilar «siguen activas hasta el final de su vida, aunque se trate de acompañar simplemente a los ancianos».

Para el sostenimiento económico, dos hermanas salen diariamente a pedir colaboración ya que el instituto sobrevive de las donaciones. La responsable de la comunidad explica que los ancianos acogidos «también colaboran aportando parte de la pensión, en beneficio de los que no tienen nada o una mínima ayuda, para poder darles una casa digna donde se sientan queridos y respetados».

Quienes deseen acercarse hasta las Hermanitas para sumarse al gozo del 150 aniversario tendrán ocasión de poder admirar los dioramas del pesebrista reusense, Artemi Juncosa, que estarán expuestos hasta concluir el ciclo navideño.

Temas

  • Cultura & Vida
  • religión
  • Reus

Comentarios

Lea También