Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Las asociaciones afrontan el Impuesto de Sociedades con dudas y pesimismo

Aseguran que el impuesto dificulta su supervivencia, sobre todo de las más pequeñas. Están afectadas las entidades sociales, culturales, vecinales, AMPAs y clubes
Whatsapp
Unas 40 entidades asistieron ayer a la sesión informativa en la Germandat de Santa Llúcia.  Foto: Alba Mariné

Unas 40 entidades asistieron ayer a la sesión informativa en la Germandat de Santa Llúcia. Foto: Alba Mariné

El reconocido modelo asociacionista de Reus está en la cuerda floja. El motivo no es otro que la reforma fiscal que ha entrado en vigor y que obliga a todas las asociaciones –sociales, culturales, cívicas, vecinales o deportivos– a declarar el Impuesto de Sociedades. Una medida que el sector reconocía ayer que puede suponer la eliminación de varias de las 550 entidades que se calcula hay en la ciudad. Sobre todo entre las más pequeñas y que están regidas por una o pocas personas que dedican su tiempo libre como voluntarias.

«Una de las soluciones que recomendamos es la de mancomunar entidades. Que aquellas entidades más pequeñas se unan en una de sola con 10 secciones, ya que de esta forma tendrán una sola contabilidad». Roger Santiago, de la Federació d’Ateneus de Catalunya, fue el encargado de pronunciar la sesión informativa de ayer en la Germandat de Sant Isidre i Santa Llúcia. Ésta tenía como objetivo informar sobre las nuevas obligaciones fiscales de las asociaciones, sin ánimo de lucro, a partir de este año.

La sesión contó con la asistencia de una cuarentena de entidades de la ciudad que afrontan estos cambios con gran pesimismo y muchas dudas. Y es que, tal y como reconocían muchos de los presentes, la necesidad de dar cumplimiento al Impuesto de Sociedades supondrá el fin de muchas asociaciones por la complicación, implicación e inversión que requiere. Además, reconocía el propio Santiago, son muchas las entidades que todavía desconocen el nuevo ámbito normativo. Por esta razón, explicaban desde la Germandat de Sant Isidre i Santa Llúcia, son tan importantes actos como los celebrados ayer en su sede del arrabal Robuster.

Las entidades deberán presentar el Impuesto de Sociedades entre el 1 y el 25 de julio de 2016, en relación al ejercicio de este año que acaba de empezar. Por lo tanto, esto complica todavía más el panorama de las entidades, ya que la contabilidad tiene que estar en marcha desde este mes de enero.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También