Las becas para comedores escolares en Reus llegarán con un mes de retraso

El AMPA del colegio General Prim ha destinado 10.000 euros para los gastos del comedor

Rhebeca G. Marcari

Whatsapp
Imagen de archivo del comedor del colegio Prat de la Riba de Reus.FOTO: Pere Ferré

Imagen de archivo del comedor del colegio Prat de la Riba de Reus.FOTO: Pere Ferré

Las becas destinadas a comedores escolares se han retrasado más de un mes, provocando mucha tensión en algunas AMPA de los colegios de Reus, que han tenido que destinar sus propios fondos para mantener abierto el servicio de comedor. Desde el Ayuntamiento de la ciudad afirman que la Generalitat les ha pasado las resoluciones de las becas más tarde y, por ello, los pagos también se han retrasado. Al parecer, la Covid-19 ha provocado que muchos trámites se realicen con mayor lentitud. «Este año todo está siendo más lento y es algo que nos hace sufrir a todos», comenta Montserrat Vilella, concejala de Benestar Social del Ayuntamiento de Reus.

La Escola General Prim de Reus es uno de los colegios que se ha visto más afectado por esta situación. Fernando Marteles, copresidente de su AMPA, comenta que «normalmente los pagos llegaban a principios de octubre, y al no recibirlos tuvimos que adelantar ese dinero con los fondos que tenía la AMPA; esto nos creó una situación de mucho nerviosismo». Han destinado 10.000 euros, todos los fondos a su disposición, para suplir los gastos que cubrían esas ayudas. 

Además Marteles y Antonia Benjumea, administrativa de la AMPA del colegio, explican que se pusieron en contacto con la Unitat Administrativa de Subvencions del Menjador Escolar a mediados de octubre, pero no les contestaron. También intentaron, a través del colegio, hablar con la concejalía de Educación y con la persona que gestiona los trámites de Benestar Social de la escuela pero tampoco recibieron noticias al respecto.

Por otro lado, Vilella afirma que «no han intentado ponerse en contacto directamente conmigo, ha sido un problema de comunicación». A raíz de esto, la concejalía informó a los colegios afectados de que los pagos se llevarían a cabo como muy tarde el día 30 de noviembre y que sentían las molestias que les podría haber ocasionado.

Aunque la noticia del pago de las becas ha calmado el ambiente en los colegios, desde el AMPA de la Escola General Prim comentan que «estamos más tranquilos, pero creemos que en el futuro debe haber una comunicación mucho más fluida para que no se vuelva a repetir la situación que hemos vivido en las últimas semanas». 

El colegio General Prim no ha sido el único que se ha visto en esta situación, otros como el Col·legi Cèlia Artiga, la Escola Vitxeta o Els Gantxets, entre otros, también se han visto «con el agua al cuello». Además, Marteles explica que el comedor escolar da servicio a casi 150 niños y que algunas de las familias están en situación económica delicada: «Hemos vivido muchos momentos de estrés porque no sabíamos lo que estaba ocurriendo y pensábamos que en diciembre tendríamos que cerrar el comedor». 

Este curso 2020-2021 se han tramitado 3.748 solicitudes para las becas del comedor, un número mayor que otros años, de las cuales se han aprobado 3.015. La causa de este incremento es la grave crisis económica y social que ha traído consigo la pandemia de coronavirus.

«Trabajamos con mucha intensidad, y queremos reducir el tiempo de estos trámites, pero a veces es difícil por el gran volumen de trabajo», ha expresado la concejala reusense. Vilella insiste en que entiende la incertidumbre que ha provocado esta situación y «queremos que las familias que lo necesiten se beneficien de estas ayudas», ha concluido.

Temas

Comentarios

Lea También