Reus Medioambiente

Las bolsas reutilizables ganan terreno en los mercados y el comercio local en Reus

En el caso del Mercat Central se han realizado campañas y la mayoría de clientes ya llevan sus carros y fiambreras

M. PLANA

Whatsapp
Clientes en el Mercat Central con bolsas reutilizables. FOTO: Alba Mariné

Clientes en el Mercat Central con bolsas reutilizables. FOTO: Alba Mariné

Las bolsas de un sólo uso están en vías de extinción. Si tres años atrás se dejaron de dispensar bolsas de forma gratuita, ahora, desde inicios de este 2020, no se pueden vender las que son de plástico que, como mínimo, no tengan un 50% de componente reciclado. Los comercios se han ido adaptando, y también la ciudadanía, según observa el presidente de los paradistas del Mercat Central de Reus, Ildefons Vidal: «Muchos clientes vienen con carros, bolsas reutilizables y algunos también con fiambreras».

Se trata de una cuestión legal, pero cabe destacar la implicación del tejido comercial de la ciudad, que en los últimos años ha estado trabajando para incentivar a los clientes a prescindir de cualquier tipo de bolsa de un sólo uso. Objetivo que se está cumpliendo. «Se ha percibido un mayor descenso en el uso de bolsas de plástico por parte de los clientes en los últimos tres años, desde que entró en vigor la normativa por la que se dejaban de dispensar de forma gratuita», se detalla desde el consistorio reusense.

Ejemplo de ello son los mercados municipales. Dando una vuelta por su interior, prácticamente todos los clientes llevan bolsas de ropa u otro tipo de material reutilizable, carros de la compra, cestas y cajas. También se ve alguna bolsa de plástico «porque a veces vienen a comprar alguna cosa de última hora y, al no estar planificado, no llevan encima ni carros y bolsas reutilizables», explica Ildefons Vidal.

En el caso concreto del Mercat Central, en los últimos años se han realizado distintas campañas para potenciar el uso de bolsas reutilizables. Como recuerda su presidente, hace un par de años se repartieron bolsas de tela entre los clientes, una campaña que tuvo «una buena acogida».

Además, en las paradas también se usa cada vez menos el plástico, usando bolsas de materiales reciclados y fiambreras fabricadas con plástico de segunda vida, «aunque muchos clientes ya traen sus propias fiambreras de casa», puntualiza Vidal, que añade: «Ahora, con el Covid-19, lo que hacemos con los clientes que llevan sus fiambreras es poner un plástico en la balanza para evitar el contacto directo».

Con todo, lo que se observa en el Mercat es una importante disminución de bolsas. «La gente es de costumbres. Con el tiempo, se coge el hábito», recuerda el presidente de los paradistas. A pesar de este importante avance en el retroceso del plástico, desde el Mercat ya se están preparando futuras acciones, aunque todavía se tienen que acabar de concretar. Se plantea, por ejemplo, potenciar las cajas de cartón o crear fiambreras logotipadas del Mercat que tengan una vida larga.

En el tejido comercial de la ciudad también se trabaja para evitar el plástico. Entre los ejemplos más claros, se encuentran las tiendas de productos y alimentos a granel, donde, de entrada, se evitan los empaquetados. Uno de ellos es Super Fruit, en el Raval de Santa Anna, donde actualmente el plástico sólo está presente en forma de guantes o pequeñas bolsas para que la clientela se cubra las manos en el momento de coger los alimentos. «Pero más allá de esto, los productos se ponen en bolsas de papel», se remarca desde esta pequeña tienda, donde se ofrecen productos de kilómetro cero.

Campaña contra el plástico

En el contexto del Día Internacional sin bolsas de plástico –que se celebró este pasado viernes 3 de julio– desde el Ayuntamiento de Reus se ha puesto en marcha una campaña de concienciación: ‘I tu, què fas per evitar les bosses de plàstic?’. El objetivo es animar a la ciudadanía a seguir implicándose en esta causa a través de las redes sociales, ofreciendo infografía informativa y un vídeo en el que aparecen testimonios de comerciantes y clientes explicando sus acciones.

El concejal de Medi Ambient del Ayuntamiento de Reus, Daniel Rubio, reconoce que se tiene que seguir trabajando «por un consumo responsable», aunque valora positivamente que «cada vez haya mayor implicación de la ciudadanía y del tejido comercial». «Está en nuestras manos contribuir en beneficio del planeta y cada acción suma», recuerda Rubio.

Temas

Comentarios

Lea También