Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Las duchas del Hospital Sant Joan de Reus, inutilizadas por la detección de legionela

La medida preventiva se ha tomado tras detectar positivo de esta bacteria en algunos puntos de agua y a la espera de nuevos resultados tras la aplicación de un choque térmico

Joan Morales

Whatsapp
Las duchas del Hospital Sant Joan de Reus, inutilizadas por la detección de legionela

Las duchas del Hospital Sant Joan de Reus, inutilizadas por la detección de legionela

La detección de la bacteria de la legionela en algunos puntos de agua del Hospital Sant Joan de Reus ha obligado a la dirección del centro a pedir a los pacientes que están ingresados que no utilicen el agua de las duchas, a la espera de los resultados definitivos después del tratamiento que se ha practicado para matar la bacteria. Según han informado al Diari fuentes del hospital, “la semana pasada, en uno de los controles periódicos que realizamos para la prevención de la legionela, tal y como marca la ley, detectamos positivo en algunos de los 1.200 puntos de agua que tenemos. A partir de aquí, la solución fue la de aplicar un choque térmico para acabar con la bacteria, que consiste en subir la temperatura del agua, que normalmente es de 60 grados, hasta los 80”.

Este choque térmico se realizó el pasado lunes 27 de marzo y ahora se necesitan 15 días para conocer los resultados de las muestras analíticas para ver si esta medida ha dado resultado y se ha acabado con la bacteria. “Tal vez sea un exceso de celo, pero queremos garantizar la máxima seguridad de nuestros pacientes y por eso les hemos pedido que, mientras no conozcamos los nuevos resultados, no utilicen el agua de la ducha”, explican desde el Hospital Sant Joan. ¿Y por qué el agua de la ducha no y la de la pica del lavabo sí? Estas mismas fuentes aclaran que “el agua caliente en la ducha puede generar vapor de agua (partículas de agua en suspensión) que, en caso de que hubiese legionela, podrían afectar a una persona inmunodeprimida”.

Desde el Hospital Sant Joan de Reus también aprovechan para aclarar que “no existe ningún brote de legionela. De hecho no hemos tenido ningún caso de persona afectada. Lo que ha ocurrido pasa de vez en cuando, pero no sólo aquí sino en cualquier hospital. Por eso aplicamos las soluciones y, mientras no estamos seguros de que no existe la bacteria, ponemos en práctica medidas preventivas como la de no utilizar el agua de las duchas de las habitaciones”.

Información a los usuarios

El personal de enfermería, según la dirección del centro hospitalario, es el encargado de informar a los pacientes y a sus familiares que no utilicen el agua de las duchas. No obstante, el Diari ha podido hablar este viernes con algunos usuarios que desconocían esta medida. “A nosotros no nos ha dicho nadie que no podamos usar las duchas”,explicaba una mujer acompañada de su hijo, quien añadía que “no sólo hemos duchado a mi padre, que está ingresado, sino que incluso me he duchado yo”. Otra mujer consultada, que tenía a su madre ingresada, también ha explicado que “a mi no me han dicho nada, aunque mi caso es diferente porque mi madre no puede moverse y tienen que asearla”. Por este motivo, desde dirección han asegurado que reforzarán la información a los usuarios para que no usen las duchas.

Desde el Hospital Sant Joan de Reus esperan poder levantar esta medida preventiva para la Semana Santa, una vez tengan en la mano los resultados de las últimas analíticas “que esperemos que sean negativas”.

 

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También