Más de Reus

Las entidades vecinales de Reus celebran el programa de proximidad de Pellicer

Los vecinos ven con buenos ojos que autoridades del consistorio visiten los barrios para conocer su realidad

CRISTINA VALLS

Whatsapp
Los comercios de proximidad serán otros de los emplazamientos que visitará el alcalde en este nuevo programa. FOTO: FABIÁN ACIDRES

Los comercios de proximidad serán otros de los emplazamientos que visitará el alcalde en este nuevo programa. FOTO: FABIÁN ACIDRES

«Que haya un acercamiento por parte de las autoridades del Ayuntamiento a los barrios, que se los recorran a pie y que hablen con su gente es muy necesario». Esta es una de las consideraciones de la presidenta de la asociación vecinal de La Pastoreta, Puri Flores, preguntada por su valoración al recién presentado programa de proximidad ‘Convivències amb l’alcalde’, por parte del propio Carles Pellicer. Lo hizo, además, tras haber dado por terminado el programa de visitas a los barrios con un balance positivo: 33 visitas a éstos, una recogida de más de 500 incidencias y el 82% ejecutadas.

Desde el barrio La Mineta, su presidente vecinal, Xavier Panisello, sostiene que «las visitas tienen buenas intenciones». «En el caso del anterior programa, en nuestro caso, llegaron, aunque un poco tarde; a pesar de todo, aplaudimos que quieran continuar acercándose». Aporta que hace cuestión de una semana «les enviamos un listado de necesidades para ir trabajando y que el barrio necesita».

Desde la Federació d’Associacions de Veïns (FAVR), su presidente, Marcos Massó, expresa que «las 11 zonas en las que se ha repartido la ciudad para desarrollar este nuevo programa servirá para que el alcalde ahonde en las problemáticas de los barrios, que las conozca bien», incluyendo los comercios de proximidad.

La información de los técnicos

Flores tercia, por su parte, que «necesitamos que nos escuchen, las necesidades de los barrios son muy diferentes y, aunque la mayoría de los cambios que pedimos se ralentizan por la burocracia que conllevan, estos encuentros sirven para informarnos de la opinión de los técnicos, los que al final evalúan las soluciones y cómo proceder», resume. Desde La Pastoreta, Flores apunta que muchas de las actuaciones son «parches», puesto que adecentar ciertas zonas «implicaría realizar inversiones mayores u obras de mayor envergadura». Enumera el mal estado de algunas de las calles del barrio y lo «minúsculas que son algunas de las aceras». «Somos conscientes que muchas cuestiones dependen del equipo de Brigadas y que son las personas que son», reconoce. La prioridad, indica, son «nuestros mayores, la seguridad, la limpieza y la iluminación».

Ver a Pellicer y otros concejales por sus calles, por otro lado, «ayuda a los vecinos a conocerlos más, muchos los paran por y les exponen directamente lo que les preocupa», añade. Ahora bien, la representante vecinal destaca una cuestión que tampoco hay que olvidar: «Nuestra labor en la junta vecinal hay que tenerla muy en cuenta, es altruista; somos el puente entre los vecinos y el Ayuntamiento y lo hacemos porque queremos nuestro barrio».

Los vecinos del Roserar de Mas Iglesias se muestran cautos y, sobre todo, esperan resultados a sus peticiones. «Nuestro balance con la proximidad que tiene el alcalde y, en definitiva, el Ayuntamiento, es positiva. Es importante verlos cara a cara, trasladarles lo que nos preocupa; pero muchos de los cambios llegan lentamente. Te das cuenta de que has conseguido algo después de batallarlo mucho tiempo y echando la vista atrás», opina el presidente de la asociación de vecinos del Roserar de Mas Iglesias, Francesc Jornet.

Hace poco, se licitaron las obras de remodelación del Roserar de Mas Iglesias y del parque de Federico García Lorca, pero «aún quedan numerosas cosas por hacer, hacen falta más papeleras en nuestro parque», señala como ejemplo.

Temas

Comentarios

Lea También