Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Las familias ‘okupas’ protestan por el corte de luz y agua de los pisos

Piden, a través de pancartas en los balcones, una solución al alcalde y recuerdan que ‘somos seres humanos’

Joan Morales

Whatsapp
Imagen de las pancartas de protesta de las familias ‘okupas’ de la calle Joan Corominas. Foto: A.M

Imagen de las pancartas de protesta de las familias ‘okupas’ de la calle Joan Corominas. Foto: A.M

La polémica ocupación de 17 pisos de la calle Joan Corominas de Reus ha vivido un nuevo capítulo este fin de semana con la protesta, a través de pancartas colgadas en algunos balcones de las viviendas ocupadas, por el corte del suministro de agua y luz que sufrieron estas familias el pasado viernes por la mañana. ‘Somos seres humanos’, ‘Queremos una solución por parte del alcalde’ ‘Queremos agua y luz’ o ‘No al racismo’, son algunas de las frases que se pueden leer en los carteles de protesta de unos pisos que, desde el viernes, han estado custodiados por una patrulla de la Guàrdia Urbana de Reus para evitar que los ‘okupas’ vuelvan a conectarse a la red.

Cabe recordar que las familias que ocupan 17 pisos de la calle Joan Corominas de Reus están sin agua ni luz desde el pasado viernes por la mañana. Operarios de Aigües de Reus y de Endesa se presentaron a primera hora de la mañana para cortar el suministro de las viviendas ocupadas de los bloques 4 y 6 de esta calle, situada cerca del tanatorio municipal.

Una patrulla de la Guàrdia Urbana vigila desde el viernes la calle. Foto: A.M

La actuación se hizo bajo la supervisión de varias patrullas de los Mossos d’Esquadra y de la Guàrdia Urbana de Reus, que se encargaron de avisar a las familias que se procedería a cortar la electricidad y el agua. La policía se encargó de controlar la actuación en todo momento y no se produjeron incidentes destacables. Por su parte, las familias ‘okupas’, todas ellas de etnia gitana, manifestaron su disconformidad con el corte de agua y luz, considerando injusta la medida recordando que en los pisos viven muchos niños. La operación empezó a las ocho en punto de la mañana, con los agentes de la Guàrdia Urbana prohibiendo la entrada y salida de coches en toda la calle Joan Corominas.

Los operarios de la compañía eléctrica empezaron los trabajos por el bloque número 6, a través de la arqueta principal del edificio, ya que éste tiene todos los pisos ocupados. Al acabar la precintaron para evitar que volvieran a pinchar la luz. Después actuaron en el número 4, donde sólo reside una persona propietaria de una vivienda.

Después fue el turno de los operarios de Aigües de Reus, que cortaron el agua de las viviendas. En total, fueron dos horas de trabajos que despertaron una gran expectación entre vecinos y peatones.
Intento fallido

El mismo viernes por la tarde, cuatro patrullas de ambos cuerpos policiales regresaron de nuevo a la calle Joan Corominas, alertados de que las familias ‘okupas’ habían intentado, sin éxito, volver a conectarse a la red. También estuvieron presentes varios operarios para certificar que todo seguía en orden.

La presencia de estos ‘okupas’ en el barrio ha generado la queja de algunos vecinos, preocupados por la situación. Por su parte, algunas de estas familias de etnia gitana han manifestado al Diari que «somos gente civilizada y nada problemática», ofreciéndose a negociar con el BBVA, propietario de los pisos, para llegar a pagar un alquiler social por su estancia.

Temas

Comentarios

Lea También