Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Las finanzas municipales de Reus reflotan con un superávit de 5,9 millones

El consistorio liquida el Plan de Ajuste y deja de estar intervenido por el Estado. También destina recursos a sanear las cuentas de Redessa

Francesc Gras

Whatsapp
Imagen de archivo de uno de los últimos plenos municipales celebrados en el Ayuntamiento. FOTO: A. GONZÁLEZ

Imagen de archivo de uno de los últimos plenos municipales celebrados en el Ayuntamiento. FOTO: A. GONZÁLEZ

Los presupuestos llevan días centrando la agenda política de la ciudad. Aún así, no ha sido hasta esta semana que se ha conocido el no rotundo del PSC a las cuentas de 2017. Ante la decisión final tomada por los socialistas, ayer salió por primera vez el alcalde de Reus, Carles Pellicer, a responder públicamente. Y lo hizo con duras críticas hacia los socialistas y anunciando el buen estado de las finanzas municipales.

Según explicó Pellicer, el presupuesto del año pasado se cerrará en el pleno del día 7 con un superávit de 5,9 millones de euros y permitirá que se liquide el Plan de Ajuste. «Dejaremos de estar intervenidos por el Estado. Somos uno de los primeros ayuntamientos en saldar la deuda seis años antes de lo previsto», aseguró. Una decisión que supondrá un ahorro de cerca de 150.000 euros en intereses. Cabe recordar que el consistorio solicitó el plan de rescate en 2011 ante la imposibilidad de hacer frente a las facturas acumuladas de sus proveedores.

Pero aquí no termina todo. La cantidad restante permanecerá pendiente de distribuir en un futuro, ya sea en el Ayuntamiento o en cualquiera de sus empresas municipales. Esto es así porque la actual Ley de Presupuestos Generales del Estado no permite usar los remanentes de tesorería para otro fin que no sea reducir el endeudamiento. Y ante la posibilidad de que la legislación pueda cambiar, Pellicer manifestó que prefiere esperar y no cerrar ninguna puerta. El Hospital Sant Joan fue uno de los nombres que salieron a lo largo de la rueda de prensa.

En este punto, el alcalde sí que destacó que 465.000 euros serán destinados a mejorar la gestión interna de los organismos autónomos de la ciudad y, 223.000 euros, a «poner orden en Redessa».


El tripartito ‘vendió humo’
En este punto, Pellicer se mostró muy crítico con los socialistas a los que acusó, otra vez, de «dejar facturas sin pagar en los cajones» cuando abandonaron el consistorio. Más concretamente, el alcalde se refirió a la compraventa de unos terrenos que el último gobierno tripartito hizo a Redessa y que nunca llegó a pagar del todo. Fue una operación por valor de 14 millones de euros, mientras que el hecho de estar incompleta «afecta negativamente los informes de auditoría de las cuentas de Redessa», declaró el alcalde, quien afirmó que el tripartito «vendió humo».

Desde el gobierno municipal explicaron ayer que los 5,9 millones de superávit se han logrado por la buena gestión realizada tanto en el campo de los ingresos como de los gastos. Entre los primeros están, entre otros, los derechos reconocidos de las sanciones por viviendas vacías o los fondos procedentes del Estado en concepto de beneficios fiscales compensados. En el apartado del gastos está el ahorro en gasto financiero o la eficiencia en la gestión de los suministros.

El reflote actual de las finanzas municipales está fuera de toda duda si se analizan las cuentas de los últimos años. En el 2011, el remanente de tesorería era de menos siete millones de euros, mientras que el del año pasado fue de más dos millones de euros. Una cifra que, al cierre de 2016, se ha duplicado.

n n n

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También