Más de Reus

Las fotos del DNI 4.0 las seguirán haciendo en las tiendas de fotografía

La presión del sector fotográfico obliga al Gobierno a paralizar la idea de que sea la propia Policía Nacional la que haga las fotos en las dependencias de expedición del documento

JOAN MORALES

Whatsapp
Realización de una foto para el DNI en la tienda Niepce de Reus . FOTO: A.G.

Realización de una foto para el DNI en la tienda Niepce de Reus . FOTO: A.G.

La polémica saltó hace varias semanas, cuando se conocieron más detalles del nuevo DNI 4.0 que entrará en vigor en España a partir del próximo 2 de agosto. Entre las novedades que incorporará este nuevo documento, que se podrá llevar en el teléfono móvil, se supo que la fotografía que acredita a su titular se haría en las propias dependencias policiales, a cargo de la Policía Nacional. Eso significaba que los ciudadanos se ahorraban el dinero que cuesta hacerse estas fotos y, en consecuencia, que los negocios de fotografía perdían una importante fuente de ingresos.

La reacción del sector de la fotografía no se hizo esperar, ya que el hecho de dejar de hacer las fotografías del DNI supondría un duro golpe a unas arcas especialmente castigadas después de un año y medio de pandemia.

Pero la presión de este sector ha servido para que el Ministerio del Interior haya decidido paralizar la idea de que sea la policía la que haga las fotos. Según ha podido saber el Diari, ayer por la mañana tuvo lugar una reunión telemática de Eufoto (una asociación de Empresas Unidas del Sector Fotográfico), en la que se informó a los asistentes de que el Ministerio del Interior ha dado marcha atrás y las fotografías del nuevo DNI se seguirán haciendo en las tiendas.

Eso significa que los ciudadanos deberán seguir pagando por estas fotos que, de momento, se seguirán vendiendo en papel y llevándose a las dependencias policiales a la hora de renovarse el Documento Nacional de Identidad.

Montse, del FotoClub de Reus, explica al Diari que «ahora se trata de estudiar cómo se hará a partir de ahora, con un sistema digital. Se habla de la homologación de una serie de tiendas o puntos de fotografía, con un certificado digital homologado por Interior». Si esta propuesta llega a buen puerto, esto significará que la tienda hará la fotografía, que el cliente pagará, y la Policía Nacional la podrá obtener de forma digital de un servidor. En el caso de que se haga así, tal y como el sector recuerda que se hace en otros países europeos, el problema quedará resuelto ya que la policía contará con la imagen en formato digital y las tiendas de fotografía no perderán el negocio.

Pérdidas

El sector de la fotografía había cifrado en unos 45 millones de euros las pérdidas que se podían producir al año si las fotos del nuevo DNI las hubiesen hecho en las dependencias policiales. Montse comenta que «en mi caso, las fotos del DNI pueden suponer entre un 20% y un 30% de nuestra facturación. Yo soy de las que aún podría aguantar porque tengo diversificado el negocio, con la venta de máquinas, etc. Pero muchas tiendas de fotografía pequeñas, algunas de las cuales están cerca de las comisarías de policía y sólo se dedican a hacer fotos para el DNI, se verían obligadas a cerrar».

Un trabajador de un negocio de este tipo, que prefiere mantener su nombre en el anonimato, comenta al Diari que «en nuestro caso podemos tener al día entre 40 y 50 clientes que vienen a hacerse la foto para renovar el DNI. Por lo que si nos quitan este negocio sería bastante problemático».

Joan Barberà, gerente del Centro Fujifilm de Reus, asegura que «en nuestra facturación, las fotos de DNI representan sobre un 20%», y puntualiza que «se trata de unas fotos que tienen más trabajo del que parece. Muchas personas te piden salir perfectas y podemos llegar a hacer cinco o seis fotos antes de la buena. En los niños podemos perder hasta 20 minutos con ellos para que la foto salga bien».

Por su parte, el presidente de la Federación Española de Profesionales de la Fotografía y la Imagen (FEPFI), José Luis Pozo, aseguró hace unos días que la previsión para el sector –en el caso de que la policía hubiese sido la encargada de hacer las fotos del DNI– «es muy mala. Esta idea llega en el peor momento», ya que el sector lleva meses sin los ingresos derivados de las celebraciones de diferentes tipos de eventos que han dejado de celebrarse a causa de la pandemia, por lo que la fotografía del DNI había cobrado mucha importancia para parte del sector.

FEPFI calcula que las fotografías destinadas al DNI suponen para las tiendas el 25% de su facturación, pero el 30% del beneficio. En las tiendas de barrio, ese porcentaje sube a más del 50%, hasta llegar al 90% en el caso de las que se encuentran al lado de las comisarías. Según Pozo, «más del 50% de las 3.600 tiendas que realizan fotos de carnet en España y que emplean a 8.000 personas» hubiesen cerrado si les hubiesen quitado este tipo de negocio.

Temas

Comentarios

Lea También