Más de Reus

Las manos 'mágicas' del Sant Joan están en Rehabilitación

Esta unidad se abre cada vez más al tratamiento de enfermos de Oncología, Pediatría o UCI, sin olvidar Traumatología, la especialidad que más pacientes postquirúrgicos le aporta

Joan Morales

Whatsapp
El aparato de isocinéticos es la ´estrella´ del servicio de Rehabilitación. FOTO: ALBA MARINÉ FOTO: ALBA MARINÉ FOTO: ALBA MARINÉ FOTO: ALBA MARINÉ

El aparato de isocinéticos es la ´estrella´ del servicio de Rehabilitación. FOTO: ALBA MARINÉ FOTO: ALBA MARINÉ FOTO: ALBA MARINÉ FOTO: ALBA MARINÉ

La recuperación de los pacientes del Hospital Sant Joan de Reus está en manos de las 11 profesionales que conforman el servicio de Rehabilitación: seis fisioterapeutas, una médico rehabilitadora, una logopeda, dos auxiliares de enfermería y una administrativa, dirigidas por Carme Casajuana, directora de la unidad.

A pesar de que los pacientes procedentes del servicio de traumatología son los que más tratan en Rehabilitación, la tendencia de los últimos años es que -cada vez más- esta unidad realiza tratamiento hospitalario a otras especialidades. Casajuana explica que «se ha abierto el campo a otras especialidades y, según prescripción médica, nos llegan peticiones de Traumatología, UCI, Oncología, Medicina Interna, Pediatría, o UCI neonatal, donde llevamos a cabo la estimulación de los neonatos». Dentro del campo asistencial, en Rehabilitación también trabajan con enfermos postquirúrgicos, sobre todo procedentes de Traumatología. Son pacientes que han sido operados en el Hospital Sant Joan y que los traumatólogos prefieren que la rehabilitación la hagan en el mismo hospital. No obstante, también trabajan con patologías del Área Básica de Salut, como cervicalgias o patologías crónicas de personas mayores.

Dentro del tratamiento ambulatorio, Carme Casajuana también explica que «trabajamos con mujeres que han tenido un cáncer de mama, por ejemplo en el tratamiento de la profilaxis del braquiedema o del drenaje linfático manual. También tratamos a pacientes con incontinencias urinarias y fecales y enfermos respiratorios». Las sesiones formativas también son parte del trabajo de los profesionales del servicio de Rehabilitación del Hospital Sant Joan. «Formamos a pacientes desde un punto de vista de higiene postural o a gente que tiene que ser intervenida, por ejemplo, de una prótesis de rodilla o cadera, para que sepan qué se les va a hacer», añade la directora del servicio.

Por último, el tercer tipo de tratamiento que se desarrolla en la unidad de Rehabilitación es el domiciliario. Está dirigido a pacientes que no pueden desplazarse hasta el hospital y que reciben la visita de la fisioterapeuta para lleva a cabo la recuperación, ya sea de tratamientos ambulatorios como hospitalarios. «Normalmente, el perfil de pacientes que reciben la atención domiciliaria responde al de personas mayores con lesiones en las piernas», puntualiza Carme Casajuana.


Docencia e investigación
Otro de los puntos fuertes del servicio de Rehabilitación del Hospital Sant Joan de Reus es el de la docencia y la investigación. Todas las fisioterapeutas de la unidad son profesoras del Grado de Fisioterapia que se imparte en la Facultat de Medicina i Ciències de la Salut de Reus (URV). Además, dos de estas profesionales están doctoradas y otras dos leerán este año su tesis doctoral, que está centrada en conocer bien qué tratamiento es el mejor para los pacientes que se han visto sometidos a una artroscopia de menisco.

Carme Casajuana explica al Diari que «todos los temas de las tesis doctorales de nuestras fisioterapeutas se han hecho a través del servicio de Rehabilitación con proyectos de investigación». Además, cabe recordar que todo estos proyectos han pasado por el Comitè de Bioètica de l’Hospital Sant Joan.


El aparato ‘estrella’
El aparato ‘estrella’ de la unidad es el de isocinéticos, una máquina que solamente puede encontrarse en centros deportivos de alto rendimiento. «Sirve para mejorar la fuerza muscular, pero de una forma objetiva. En fisioterapia tenemos el problema de que la mayoría de veces trabajamos en base a la subjetividad del profesional. Por eso es importante contar con máquinas que nos ofrezcan parámetros objetivos», asegura la directora del servicio.

Por último, también cabe destacar que desde el servicio de Rehabilitación del Hospital Sant Joan de Reus se ofrecen clases de higiene postural a cuidadores de Cáritas que trabajan con personas mayores.

Actualmente, cada fisioterapeuta del servicio de Rehabilitació del hospital reusense cuenta con una media diaria de pacientes de entre 50 y 60.

n n n

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También