Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Las órdenes de protección a mujeres maltratadas descienden en un año

En julio había 214 órdenes, un 22% menos de media respecto al 2014. Los controles de la Guàrdia Urbana también bajan
Whatsapp
Imagen de archivo de la Oficina d´Atenció a la Víctima de la Guàrdia Urbana, creada en octubre de 2015. Foto: dt

Imagen de archivo de la Oficina d´Atenció a la Víctima de la Guàrdia Urbana, creada en octubre de 2015. Foto: dt

La puesta en marcha, el 31 de diciembre de 2008, del Juzgado exclusivo de violencia contra la mujer de Reus disparó por entonces las órdenes de protección a las víctimas, unas órdenes que son controladas por la Guàrdia Urbana y por los Mossos d’Esquadra. Si en 2006 la policía local de Reus había vigilado un total de 119 órdenes de protección, esta cifra se dobló en 2009, llegando a las 250.

Afortunadamente, desde entonces estos números se han estabilizado e, incluso, en los últimos tiempos han sufrido un ligero descenso. Según fuentes de la Guàrdia Urbana de Reus, a 20 de julio de este año había en la ciudad 214 órdenes de protección a mujeres vigentes, una reducción media del 22,18% respecto al 2014, cuando hubo 275. Las cifras fueron muy similares en 2012 (273) y 2013 (256).

Este descenso también se ha traducido en los controles de estas órdenes de protección que llevan a cabo la Guàrdia Urbana de Reus, ya que respecto al año pasado se ha producido una reducción media del 4,3%, si comparamos los siete primeros meses de los dos años. A fecha de 20 de julio, la policía local había realizado 1.081 controles de las 214 órdenes.

 

Mejor cumplimiento

Entre este alud de cifras positivas, también encontramos que las diligencias tramitadas por la Guàrdia Urbana de Reus por ruptura de la condena de alejamiento también han disminuido. En lo que llevamos de año solamente se han producido 14, frente a las 49 del 2014, o las 74 del 2013 y las 93 del 2012.

Los seguimientos de las órdenes de protección se enmarcan en la actividad de la Oficina d’Atenció a la Víctima y estos se realizan de forma conjunta entre las trabajadoras sociales del servicio y los agentes de la Guàrdia Urbana.

El seguimiento que realizan las trabajadoras sociales se hace mediante las visitas y las entrevistas personalizadas de atención, en las que se habla con las víctimas y se verifica su cumplimiento. En el caso de que se detecte algún tipo de incumplimiento se comunica a la Guàrdia Urbana.

 

Visitas periódicas

Por su parte, la policía local realiza el seguimiento de las órdenes de protección mediante visitas periódicas y personalizadas a las víctimas, en las que los agentes verifican en el domicilio que las medidas de protección se están cumpliendo. En el caso de que se detecte y/o verifique algún tipo de incumplimiento de las órdenes de protección, la Guàrdia Urbana instruye diligencias penales y se pone en marcha el protocolo de actuación en estos casos.

 

La mayoría, mujeres

La Oficina d’Atenció a la Víctima se puso en marcha en octubre de 2005 y atiende a todas las personas que tengan cualquier tipo de problema de violencia o malos tratos, ya sean menores, personas mayores, mujeres o discapacitados. No obstante, los números demuestran que la gran mayoría de actuaciones están relacionadas con la violencia de género, ya que son sobre personas adultas y mujeres. Por contra, las actuaciones sobre personas mayores o jóvenes y niños es similar cada año. Por ejemplo, en 2014 hubieron 627 actuaciones sobre adultos (553 mujeres), por 61 a niños y jóvenes y 22 a personas mayores.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También