Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Las plazas de zona azul del centro de Reus se reconvertirán en carga y descarga

El objetivo es ganar en aceras más anchas para los peatones. El Pla de Mobilitat pretende canalizar a los vehículos hacia aparcamientos soterrados y evitar que entren en el caso urbano
Whatsapp
Imagen de la zona azul que hay en el Raval de Martí Folguera. Foto: Alfredo González

Imagen de la zona azul que hay en el Raval de Martí Folguera. Foto: Alfredo González

Promover un cambio de hábitos en la utilización del transporte privado que consiga evitar la circulación de vehículos por el centro de la ciudad, un espacio que quieren ganarse al peatón. Este es uno de los muchos objetivos del Pla de Mobilitat aprobado por el pleno municipal de Reus el pasado 17 de octubre. Para ello, una de las medidas que se pretenden poner en práctica es la eliminación de las plazas de zona azul del centro de la ciudad, reconvirtiéndolas en carga y descarga. Paralelamente se ampliarán las aceras para que el peatón sea el gran beneficiado.

Aunque cada vez quedan menos plazas de zona azul en el Tomb de Ravals, la idea es que sean eliminadas por completo. Estos espacios se destinarían a zonas de carga y descarga, algo que agradecerán los transportistas que a diaro tienen que batallar con poder encontrar un lugar donde dejar su vehículo mientras desarrollan su trabajo.

Hace ya tiempo que desde el Ayuntamiento de Reus, más concretamente desde la empresa municipal Amersam, no se está apostando por la creación de nuevas plazas de zona azul. Al contrario, el objetivo es incentivar a los conductores a que hagan más uso de los aparcamientos soterrados, de ahí la política de precios tan bajos se aplica desde Amersam.

Ahora, con la aplicación del nuevo Pla de Mobilitat de Reus, también se intentará promover un cambio de hábitos para canalizar a los vehículos privados hacia aparcamientos soterrados y que circulen el mínimo tiempo posible por las calles, especialmente por las del centro.

Para ello se señalizarán los aparcamientos más próximos en las diferentes entradas de las variantes de Reus, junto con un esquema de las diferentes entradas posibles a la ciudad para evitar circulaciones po dentro del casco urbano. Este se pretende logar mejorando la señalización mediante paneles dinámicos en las diferentes entradas a la ciudad, para guiar a los conductores hacia los aparcamientos soterrados más convenientes.

Cabe recordar que entre las medidas que también se aplicarán para descongestionar el Tomb de Ravals de tráfico estará la de cortar dos tramos según la densidad de la circulación. Actualmente ya se hace todas las tardes en el Raval de Santa Anna, entre la calle Salvador Espriu y la plaza de Prim, desviando a los coches por la calle de la Amargura y la plaza Pintor Fortuny. Esta misma medida se pondrá en práctica, cuando el tráfico así lo demande, en el Raval de Jesús, en la esquina con la calle Alt de Sant Salvador.

Eso significará que los peatones, cuando este desvío sea efectivo y el tráfico quede cortado a la altura de Alt de Sant Salvador, podrán caminar por el Raval de Martí Folguera sin que pase ningún coche, hasta la esquina del Hotel Gaudí.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También