Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Las quejas por la adscripción única al instituto se extienden al Joan Rebull y a Castellvell

Padres de la Escola Santa Anna de Castellvell sólo tienen la opción de llevar a sus hijos al Gaudí de Reus, cuando hasta ahora también podían ir al Domènech i Montaner, mucho más cercano

Joan Morales

Whatsapp
Imagen de la Escola Santa Anna, de Castellvell del Camp, ayer por la tarde.  FOTO: alfredo gonzález

Imagen de la Escola Santa Anna, de Castellvell del Camp, ayer por la tarde. FOTO: alfredo gonzález

Las quejas de muchos padres de Reus que tienen a sus hijos terminando la educación primaria en los colegios públicos de la ciudad, por no poder escoger entre dos institutos públicos para matricular a sus hijos, se extiende a otros centros como la Escola Joan Rebull e incluso a otros municipios, como es el caso de Castellvell del Camp.

Según ha podido saber el Diari, un grupo de padres de la Escola Santa Anna de Castellvell de esta localidad, cuyos hijos cursan sexto de Primaria, tienen previsto iniciar una recogida de firmas en contra de la decisión del Departament d’Ensenyament de la Generalitat de aplicar la adscripción única para inscribirse en los institutos de Reus.

En el caso de los alumnos de Castellvell del Camp que empiezan a cursar la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) siempre habían podido elegir entre los institutos Domènech i Montaner de Reus y Gaudí. Con el cambio aplicado, una madre de Castellvell que ha contactado con el Diari recuerda que «ahora sólo podemos elegir el instituto Gaudí y no estamos de acuerdo. Algunos padres del colegio han ido a hablar con Ensenyament y con el Ayuntamiento de Reus y la respuesta ha sido que la elección del Gaudí tenía lógica por la proximidad, cuando precisamente tenemos más cerca el Domènech i Montaner, que está justo en la entrada a Reus viniendo de Castellvell».

Esta madre se lamenta que «con esta decisión sólo nos dejan la opción del Gaudí, como instituto público, o uno privado. Pedimos que si lo que quieren es aplicar el criterio de proximidad, que lo cumplan». De momento, algunos padres han empezado a confeccionar una lista para pedir una reunión con un inspector de Ensenyament. Y tienen previsto iniciar una recogida de firmas.

Precisamente la recogida de firmas ha sido la primera decisión que han tomado un grupo de padres de alumnos de sexto de Primaria del colegio Cèlia Artiga en contra de la aplicación de la adscripción única. Lo han hecho a través del portal web Change.org para intentar detener la medida y alertar de los muchos inconvenientes que conlleva un modelo en el que será el Ayuntamiento de Reus el encargado de elegir y designar un centro de Secundaria para cada colegio de la ciudad. Hasta ahora, los padres podían elegir entre dos institutos públicos o decantarse por otra opción a pesar de no tener la plaza garantizada. Ahora, sólo tendrán una opción, aunque podrán seguir probando otra sin tener la garantía de que los cogerán.

Tienen previsto iniciar una recogida de firmas, igual que han hecho los padres del Cèlia Artiga

Algunos padres del colegio han explicado al Diari, indignados, que «queremos poder elegir libremente el instituto en el que estudiarán nuestros hijos. Tenemos todo el derecho a ello». En un comunicado hecho público esta semana, los padres también denuncian la posibilidad de que exista una supuesta intención de potenciar la educación concertada y privada, en detrimento de la pública. «Siempre hemos apostado por una escuela pública, desde el convencimiento de que es inclusiva y beneficiosa para la educación de nuestros hijos. Pero cada vez nos lo ponen más difícil, con actuaciones que parece que quieran acabar con la escuela pública», argumentaban en el comunicado.

En el caso del colegio reusense Joan Rebull, anoche los padres y madres mandaron un comunicado alertando de la misma situación. «Hasta este año la Escola Joan Rebull tenía dos centros de secundaria adscritos, el Gabriel i Ferrater y el Domènech i Montaner. A partir del próximo curso escolar, solo tendrá adscrito el Gabriel i Ferrater», apuntan. Lamentan las consecuencias que puede conllevar este cambio, ya sea por cuestiones como la proximidad o la separación familiar. Y es que denuncian que «a los alumnos con hermanos en el Domènech i Montaner no se les plantea la opción de poder ir al mismo centro». Piden que se tengan en consideración las distintas cuestiones y también iniciarán una recogida de firmas. En el comunicado, el AMPA del centro  lamenta además el cierre de una línea de P3.

Taula Mixta d’Ensenyament

Fuentes municipales han desmentido que se quiera beneficiar la educación concertada y dejan claro que la aplicación de la adscripción única cuenta con el apoyo de la Taula Mixta d’Ensenyament formada, entre otros, por el sector educativo de la ciudad, la Generalitat y el Ayuntamiento. Su puesta en marcha, puntualiza el consistorio, se debe al incremento del alumnado surgido a consecuencia del ‘boom’ de la natalidad que se produjo en el año 2006.

Temas

Comentarios

Lea También