Las restricciones por el coronavirus frenan las ventas de la lotería de Navidad

El cierre de bares y entidades, la anulación de viajes de estudios y una menor movilidad han provocado un descenso en el despacho de participaciones y décimos en ventanilla

JOAN MORALES

Whatsapp
Administración de lotería de Sant Pere i Sant Pau, en TGN. FOTO: PERE FERRÉ

Administración de lotería de Sant Pere i Sant Pau, en TGN. FOTO: PERE FERRÉ

Faltan 20 días justos para que se celebre el sorteo extraordinario de la Lotería de Navidad y las ventas siguen sin acabar de arrancar. Hace semanas que desde la Agrupación Nacional de Asociaciones Provinciales de Administradores de Lotería (ANAPAL) advertían de que la situación era preocupante y de que peligraban 1.200 millones de euros de ventas para las arcas públicas.

La pandemia de la Covid-19 ha arrasado con muchísimos sectores y el de la venta de lotería no se ha quedado atrás. En una encuesta realizada por el Departamento de Estudios de ANAPAL para conocer el estado real de las ventas tras la irrupción del coronavirus, los loteros arrojaron unas cifras de ventas «desalentadoras», que van en la línea de un descenso del 30% en la venta de la Lotería de Navidad entre los meses de julio y octubre, en comparación con las ventas de 2019.

El año pasado se vendieron en la provincia de Tarragona 31,9 millones de euros para el sorteo de Navidad, lo que representó una media de 39,19 euros por habitante (prácticamente dos décimos). La consignación que ha realizado Loterías y Apuestas del Estado para la provincia de Tarragona para el sorteo de este año es de 33,5 millones de euros. A tres semanas de que se realice el tradicional sorteo de ‘El Gordo’, desde Loterías no han querido confirmar oficialmente si las ventas han descendido respecto al año pasado, un dato que no se conocerá hasta el mismo día 22 de diciembre.

Aunque sin confirmación ni cifras oficiales, algunas administraciones de lotería de Tarragona y Reus consultadas por el Diari han corroborado esta caída en las ventas. Òscar Bausà, propietario de la administración de La Pastoreta de Reus, explica que «hablar de una bajada del 30% tal vez sea para administraciones de lotería grandes, como por ejemplo Doña Manolita (Madrid) o La Bruixa d’Or (Sort). En nuestro caso hemos notado un descenso de ventas que podría oscilar entre un 10% y un 15%». Por su parte, Montse Calvet, de la administración La Fortuna de Sant Pere i Sant Pau, en Tarragona, sí que cifra más al alza las pérdidas en las ventas este año. «Habremos vendido entre un 30% y un 35% menos que en 2019 por estas fechas», asegura la lotera.

Un cúmulo de motivos

Para buscar los motivos por los que las ventas de la lotería de Navidad se han frenado este año es tan fácil como echar mano de las restricciones que la pandemia de la Covid-19 han provocado en nuestras vidas en las últimas semanas y meses.

Bausà tiene muy claro que «hemos notado mucho el cierre, durante 40 días, del sector de la restauración, al que le vendíamos mucha lotería de Navidad cada año. Ahora que estos establecimientos han abierto, vamos de bólido vendiéndoles lotería, aunque no creo que recuperemos lo perdido». El dueño de la administración de La Pastoreta añade que «también hemos notado las restricciones de movilidad en general y, en particular, la anulación de viajes de estudios de colegios e institutos, que cada año nos compraban lotería para vender en participaciones».

Para Montse Calvet «todo lo que ha pasado ha sido un cúmulo que ha ayudado a que vendamos menos. Por ejemplo, las entidades cerradas, los clubs de fútbol sin actividad, etc.».

Por contra, las ventas por Internet sí que han experimentado un ligero repunte, tal y como confirma Òscar Bausà. «En nuestra web tenemos un apartado para lotería de empresas. El año pasado se apuntaron cuatro y éste ya tenemos 14», asegura el propietario de la conocida administración La Pastoreta de Reus.

Temas

Comentarios

Lea También