Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Las salas de cine de Reus pierden cerca de 180.000 espectadores en diez años

El público de las salas de la ciudad, Lauren y Palace, fue de 105.226 personas en 2014, con una recaudación de 578.845==euro==, un 58% menos que hace una década
Whatsapp
Imagen del Cine Reus Palace, ubicado en el número 28 de la calle Batán, y el único que permanece abierto en la ciudad. Foto: Alba Mariné

Imagen del Cine Reus Palace, ubicado en el número 28 de la calle Batán, y el único que permanece abierto en la ciudad. Foto: Alba Mariné

Que el sector audiovisual, especialmente el cine, atraviesa momentos difíciles desde hace años no es ningún secreto. Lo que hasta el momento era desconocido es la caída acumulada de espectadores y recaudación que desde hace una década suma la ciudad. Según datos del Departament de Cultura de la Generalitat las dos salas de Reus, Lauren y Palace, registraron un total de 105.226 espectadores en el año 2014 y una recaudación de 578.845,20 euros, lo que significa un 63% menos que en la última década (en 2005 los espectadores fueron 283.709) y un 58% menos (en 2005 la recaudación ascendió a 1.371.039,40 euros) respectivamente.

La caída de espectadores no es algo excepcional de la ciudad. En los últimos cuatro años en el conjunto de la demarcación se ha pasado de 1.858.666 espectadores en 2011 a 1.752.427 en 2014 (datos provisionales), es decir, la cifra de público de los cines de la provincia ha disminuido un 5,7%. El porcentaje queda muy lejos del declive registrado en Reus durante el mismo período, ya que hace cuatro años las salas de la ciudad tuvieron 152.254 espectadores y el año pasado fueron 105.226, es decir, un descenso del 31% entre 2011 y 2014.

A nivel catalán la caída no es tan pronunciada. En Catalunya se ha pasado de 20.100.077 espectadores en 2011 a 17.539.688 en 2014, según datos del Institut Català de les Empreses Culturals, lo que supone una caída del 12,7%. En cambio, en el conjunto de España la cifra de espectadores ha pasado de 95.663.347 hace cuatro años, a 87.447.113 el año pasado, registrando una caída del 8,6%, según información proporcionada por Rentrak, y que únicamente incluye largometrajes.

 

Precios de saldo

En la última década los cines de la capital del Baix Camp, Lauren y Palace, han logrado sobrevivir y plantar cara a esta situación adversa. Pero en estos últimos meses la industria cinematográfica en la ciudad ya no es la misma. Después del anuncio de los cines Lauren Reus de cerrar de manera temporal, el único cine que queda abierto en la ciudad es el Palace, con ocho salas y una capacidad para 1.600 personas aproximadamente. En los últimos meses los propietarios han hecho una importante inversión para modernizar las instalaciones. Mercè, responsable de la taquilla, ha explicado a este rotativo que «hemos invertido cerca de 200.000 euros en dar el salto a la tecnología digital para poder ofrecer los estrenos más recientes, aunque todavía tenemos dos salas con proyectores de 35 milímietros, en las que se exhiben películas del año pasado». Concretamente se han instalado tres máquinas digitales (en las salas 1,4 y 5) y dos Blu-Ray (en la 7 y 8).

Entre las causas de la supervivencia de los cines Palace está el precio de la entrada, que es de 3 euros el día del espectador (miércoles), 5 euros los viernes y 6 euros el sábado y el domingo. «Esta es la única manera de garantizar la continuidad del cine», explica Mercè, quien señala que «por lo general nuestro público son adolescentes que no tienen coche para desplazarse hasta otro complejo de multicines». Cabe destacar que por ejemplo el domingo por la noche el cine Palace dispone de una promoción 2x1, a partir de las diez de la noche, por sólo 6 euros.

La responsable de la taquilla del Palace también recuerda que «hace años abríamos todos los días, y cuando la crisis golpeó todavía más el sector tomamos la decisión de cerrar tres días a la semana, los lunes, martes y jueves».

 

21% de IVA

El aumento del IVA sobre las entradas de cine, que en 2012 pasó del 8% al 21%, también ha hecho un flaco favor al sector. «En muchos casos el impuesto ha tocado de muerte al sector, que tiene que poner de su bolsillo para mantener las salas abiertas», explica la responsable de la taquilla del Cine Reus Palace.

Si bien iniciativas como la Fiesta del Cine, cuando el precio de la entrada se rebaja a 2,90 euros durante determinados días, son un ejemplo de que todavía está viva la llama del sector, ya que más que conocidas son las colas que se forman en las salas cuando se puede ir a ver una película por mucho menos de lo que cuesta una entrada un día normal.

 

Cierre temporal de los Lauren

Desde finales del mes de marzo, los cines Lauren Reus tienen colgado el cartel de cierre provisional que advierte a los espectadores que acuden a la sala de la inactividad temporal del negocio. La empresa necesita un millón de euros para impulsar las obras de acondicionamiento y mejora de las instalaciones.

Concretamente 550.000 euros se destinarían a dar el salto a la tecnología digital y el resto a reformar el patio de butacas de las salas del complejo multicines. El retraso en la reconversión tecnología ha obligado a los cines Lauren a renunciar a la proyección de estrenos de cartelera, lo que ha desencadenado la marcha de espectadores reusenses a otros complejos cinematográficos cercanos.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También