Más de Reus

Las ventas de la Lotería del Niño se disparan después de caer el Gordo en Reus

Estos últimos días se han visto colas kilométricas en La Pastoreta, la administración que repartió el primer premio del sorteo de Navidad. Sus ventas han aumentado un 40%

M. PLANA / C. MARSIÑACH

Whatsapp
Este lunes se formaron colas kilométricas para comprar números de La Lotería del Niño en La Pastoreta. FOTO: FABIÁN  ACIDRES

Este lunes se formaron colas kilométricas para comprar números de La Lotería del Niño en La Pastoreta. FOTO: FABIÁN ACIDRES

«Reus empieza a ser ciudad de la fortuna», dice con orgullo Òscar Bausà, el administrador de lotería La Pastoreta de Reus. Dos gordos consecutivos y un tercer premio de la Grossa de Cap d’Any en la capital del Baix Camp. El resultado: colas kilométricas para comprar números de la Lotería del Niño, que se sorteará este mediodía a las 12 horas. El efecto llamada no se ha truncado ni por las restricciones contra la Covid ni la fuerte crisis. Precisamente, la gente busca el golpe de suerte que les haga olvidar el intenso año que acabamos de dejar atrás. En el caso concreto de la administración de La Pastoreta, los números hablan por sí solos: las ventas de la lotería de Navidad cayeron cerca de un 4% respecto 2019. En cambio, la lotería del Niño ha experimentado un crecimiento exponencial: un 40% más que el año pasado, «y todo concentrado en pocas semanas, por lo que se crean estas colas», exclama Òscar.

La demarcación de Tarragona no había sido nunca especialmente agraciada con las loterías navideñas, pero el año pasado cambiaba la suerte: en 2020 cayó el Gordo de Navidad a través del Cachirulo y hace unas pocas semanas la capital del Baix Camp repetía premio con el número 72.897. En la plaza de La Pastoreta se habían vendido 60 series del Gordo: 240 millones de euros, 180 de ellos para trabajadores de la fábrica Indústries Teixidó de Riudecols. La suerte sigue y el 31 de diciembre se reparte en Reus parte del tercer premio de la Grossa de Cap d’Any, esta vez, en el estanco Les Oques de la avenida Doctor Vilaseca. Con todo, parece que la euforia de la lotería ha llegado a la ciudad.

«Hay clientes que explican que han esperado dos horas para comprar lotería. ¡Y con el frío que hace!», exclama Òscar Bausà desde la administración La Pastoreta. El trabajo está siendo frenético estos días. En total, en esta administración hay nueve personas trabajando incansablemente para poder atender a toda la clientela. En principio, la administración cierra al mediodía de 13.30 a 17 h, «pero días atrás ampliamos hasta las 15 h y este lunes hemos hecho intensivo y martes también», detalla Òscar. De los nueve trabajadores, tres están centrados en la venta on-line, y es que muchos ya optan directamente por comprar lotería a través de Internet y, así, ahorrarse las largas colas. «Estamos casi desbordados de trabajo», dice Òscar.

Hace días que las colas para comprar Lotería del Niño en la Pastoreta son larguísimas. La hilera de personas ayer y este lunes iba desde la Plaça de la Pastoreta hasta el Camí Vell de Riudoms.

Dimitar Kamenov era el segundo día que hacía cola para conseguir un número de esta administración: «Vine el lunes a las 13.20 horas pero había tanta gente que cerraron y hoy he vuelto pero más temprano», decía. Ayer llevaba media hora haciendo cola y aún se tuvo que esperar pero con optimismo, «a ver si esta vez toca». Hace 18 años que Kamenov prueba suerte comprando lotería en la Pastoreta aunque nunca le ha tocado ningún premio.

Belén era otra de las reusenses que estaba en la hilera, esperando su turno y no porque sea de las que va a última hora, sino porque «con la cola que había estos días tampoco había podido comprar ningún décimo». En su caso, asegura que tiene algún número en mente aunque prefiere no desvelarlo.

Otros en cambio, prefieren no pensar tanto en el número, sino improvisar y escoger a último momento, como Paquita González, que a pesar del frío de ayer hacía tres cuartos de hora que esperaba a las puertas de la Pastoreta. «El número que sea, da igual. Cuando lo piensas tanto no toca (…) a ver si mañana (hoy para los lectores) podemos celebrarlo con cava», decía.

Todos ellos ya solían comprar lotería en La Pastoreta, pero algunos como Joaquín este año han decidido hacerlo después que el Gordo tocara en esta administración: «Esta vez quiero probar aquí a ver si me trae suerte. Si vuelve a tocar en Reus ya sería increíble», aseguraba.

El efecto del Gordo

Otras administraciones de Reus también han notado el efecto del Gordo en la ciudad y han registrado un aumento de ventas este año. En la Administración de Lotería Nº 10, en la Avinguda Països Catalans, aseguran que pese al «daño» que les hizo la bajada del turismo en verano por las restricciones de la Covid-19, estas Navidades han notado un incremento de ventas, siguiendo la buena tendencia del 2019.

«Estamos vendiendo mucho por ventanilla, en la administración», asegura Joaquín Almeida que considera que en parte se debe a que Reus ha sido agraciado con el Gordo dos años consecutivos y esto hace que gente de otras localidades se desplace hasta la ciudad para probar suerte de nuevo.

Durante estos últimos días, señala que también ha habido colas en la Administración Nº 10 e incluso han abierto el domingo.

Según Almeida, los números más solicitados han sido los acabados con 7, igual que el Gordo de este año, el 72.897. «Y los acabados con 5 también nos los han pedido mucho», dice.

Desde Loterías El Carrilet, ubicado en la Av. del Carrilet, también han notado un incremento de ventas. Según Albert Torrell, ayer por la mañana ya habían vendido prácticamente todos los números que tenían de la Lotería del Niño.

«El año pasado también se vendieron prácticamente todos y este año también, incluso la lotería de Navidad, hemos vendido mucho más este año, que el año pasado», dice Torrell.

El sorteo de Reyes de este año repartirá 700 millones de euros en premios, y se celebrará hoy a las 12.00 horas, en el salón de sorteos del Organismo Nacional de Loterías y Apuestas del Estado, por el sistema de bombos múltiples.

Así, la emisión de este tradicional sorteo navideño asciende a un total de 50 series de 100.000 boletos cada una, al precio de 200 euros cada billete, dividido en décimos de 20 euros. El total de la emisión es de 1.000.000.000 de euros.

En relación con los premios más importantes de la lotería de Reyes, el primer premio es de 2.000.000 de euros por serie; el segundo premio, de 750.000 euros a la serie; y el tercer premio, de 250.000 euros a la serie.

Además, hay 20 premios de 3.500 euros y 1.400 premios de 1.000 euros a la serie, entre otros.

Cada catalán gastará una media de 13,07 euros en comprar décimos para el sorteo de Reyes de 2021, lo que sitúa Catalunya en el quinto lugar del ranking de comunidades y ciudades autónomas que menos dinero se gasta en este sorteo, según la cifra de consignación por habitante del Organismo Nacional de Loterías y Apuestas del Estado (SELAE).

Temas

Comentarios

Lea También