Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Reus

Las ventas en el Raval Santa Anna de Reus, iguales que en 2018

Los comerciantes de la zona comercial no han notado una subida de ventas en Navidad por la peatonalización de la calle

J. Salvat/C. Valls

Whatsapp
El interior de la tienda BeepBox ubicada en el Raval Santa Anna. FOTO: Alfredo González

El interior de la tienda BeepBox ubicada en el Raval Santa Anna. FOTO: Alfredo González

Ni más ni menos ventas. Esta es la valoración general de los comercios del Raval Santa Anna afectados por la peatonalización del arrabal, la principal novedad de promoción comercial de esta campaña navideña. 

«En general ha sido una campaña muy rara. Todo ha estado muy tranquilo hasta después de año nuevo, que hemos vendido lo que no vendimos los días de Navidad», explica David Pujol, de la tienda informática BeepBox y que añade «si lo comparo con el año pasado, ha ido un poco peor, pero supongo que esto se debe más a una cosa económica global». 

Desde la tienda Aqua, Loli explica que sí que ha notado más movimiento en la calle, pero, sin embargo, esto no se ha visto traducido en un aumento de ventas: «Son días señalados, por eso la gente compra, sin embargo no he notado ninguna diferencia de ventas con el año pasado».

«Si tengo que ser sincero, me esperaba que fuera peor», explica Pere Dosaigües de la tienda de electrodomésticos Ideas+, y continúa, valorando que la campaña ha sido «igual que la del año pasado, ni peor, ni mejor». Su tienda, pero, ha sufrido la «incomodidad» a la hora de cargar y descargar sus productos:  «He tenido que hacer muchas más entrega y esto, me ha provocado más gastos», señala. 

A esperas de que la prueba piloto finalice el próximo 29 de febrero, los comercios no se atreven a valorar aún el resultado final de los tres meses de peatonalización en la vía comercial. No obstante, muchos establecimientos agradecen la tranquilidad que supone que sus clientes puedan pasear sin ningún tipo de preocupación por los viales. «Las distintas actividades dinamizadoras dan mucha vida al Raval y eso se nota», opinaba Andrea, de Zama Boutique.

Muchos de ellos dan por hecho que aunque acabe la prueba piloto, el arrabal pasará a ser permanentemente peatonal antes de que acabe el año. Ante esta posibilidad hay cierto pesimismo. «Lo que da vida a esta calle son las tiendas y aquí aún hay muy pocas. Se ve todo muy oscuro, no invita a venir», valora Pujol, desde la tienda informática.

«Si al final se queda así, me gustaría que se haga alguna modificación para  los que tenemos que descargar mercaderías pesadas y podamos pasar aunque sea un momento con el camión», señala Dosaigües. 

Un mes y medio por delante

La prueba piloto de la peatonalización del Raval Santa Anna empezó el pasado 29 de noviembre y terminará en un mes y medio, el próximo 29 de febrero. La creación de este paseo comercial es una iniciativa descrita por el Ayuntamiento como «un gran medidor de volumen de visitantes» y que ha acogido diferentes espectáculos itinerantes. Por ello será un rasgo que aprovecharán para realizar actividades a corto plazo. «Nos reuniremos para pensar en iniciativas, puesto que se puede sacar un rendimiento», aseguró la edil de Promoció de Ciutat en el Ayuntamiento de Reus, Montserrat Caelles en la rueda de prensa de balance de la campaña de navidad.  

El cierre al paso de vehículos se aplica de viernes a domingo de 11 de la mañana a nueve de la noche y los festivos y vigilas de festivos. Con el tráfico cerrado desde la plaza Catalunya a la plaza del Prim, los coches tienen que pasar seguir por la calle Doctor Robert y allí pueden desviarse en la calle Amargura. 

Temas

Comentarios

Lea También