Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Reus Comercio

Lidl se suma a la fiebre de apertura de nuevos supermercados en Reus

La firma alemana, que ya cuenta con un ‘súper’ en la capital del Baix Camp, abrirá otro en la avenida de Sant Bernat Calbó en 2018

Joan Morales

Whatsapp
El nuevo Lidl se construirá en la esquina de la avenida Sant Bernat Calbó con la calle Pintor Fuster. Foto: Alfredo González

El nuevo Lidl se construirá en la esquina de la avenida Sant Bernat Calbó con la calle Pintor Fuster. Foto: Alfredo González

La fiebre de apertura de nuevos supermercados en Reus tendrá su continuidad antes del verano del próximo año con la puesta en marcha de un nuevo supermercado de la marca Lidl en la avenida de Sant Bernat Calbó, concretamente en el espacio que durante muchos años ocupó la tienda Tainco, dedicada a la venta de material eléctrico, fontanería, cocina, etc.

Según han confirmado al Diari fuentes de la firma alemana de supermercados, «ahora acaban de empezar las obras y la apertura del nuevo centro comercial está prevista para antes del verano de 2018». Cabe recordar que Lidl ya cuenta con un supermercado en la ciudad de Reus, exactamente en la calle Igualada, muy cerca de la avenida de Marià Fortuny y al lado de Redessa. La apertura de un nuevo supermercado se debería, según estas mismas fuentes de Lidl,  «a la necesidad de mejorar nuestra oferta en esta ciudad».

La capital del Baix Camp vive una auténtica ‘locura’ de apertura de nuevos grandes supermercados, especialmente en su periferia. De hecho, antes de que finalice este año Reus habrá ganado más de 6.000 metros cuadrados de superficie comercial de este tipo de establecimientos. El pasado mes de septiembre se inauguraba en la calle Argentina del Tecnoparc un hipermercado Esclat, justo delante de las instalaciones de firaReus, convirtiéndose -con una sala de ventas de 4.400 metros cuadrados- en el segundo más grande de la ciudad después del Carrefour de la avenida de Marià Fortuny.

Paralelamente están avanzado a muy buen ritmo las obras de construcción del nuevo Mercadona de la zona de Mas Mainer, en la esquina de la avenida Onze de Setembre y la calle General Moragues, justo al lado del puente que pasa por encima de la vía del tren en dirección a Castellvell. La llegada de este supermercado supondrá el cierre de otro Mercadona que hay muy cerca, en el barrio Niloga. Este establecimiento, que tendrá una superficie de venta de unos 1.600 metros cuadrados, responderá al modelo de ‘tienda eficiente’ que la compañía valenciana lleva meses impulsando. Se trata de espacios más grandes, con nuevas secciones, donde se aplicarán varias medidas de ahorro que harán que el consumo de energía se reduzca alrededor de un 40%.

En la periferia

Estos dos proyectos (Esclat y Mercadona) ratifican la tendencia de los últimos años por lo que se refiere a la apertura de grandes supermercados en la ciudad, especialmente en la periferia, donde se ha producido una auténtica ‘invasión’ de estos centros comerciales, de la mano del crecimiento urbanístico. Dos ejemplos son el supermercado Consum de la calle Pintor Fuster, en la zona del Parc del Lledoner, y el Spar que se abrió en la carretera de Castellvell, ambos inaugurados en el año 2014. A principios de este año también se abrió un BonÀrea en la carretera de Riudoms, que cuenta con un gran supermercado.

La apertura de grandes supermercados no es un fenómeno exclusivo de Reus. Muchas ciudades de tamaño medio, parecidas a la capital del Baix Camp, han visto como su modelo se ha implantado con fuerza en el entramado urbano.

Según datos recogidos en distintos medios de comunicación especializados, los ‘súpers’ acapararon en 2016 el 65% de la cuota de mercado en España, cuando en el año 2009 era de un 57%. Entre 2008 y 2015 abrieron puertas 3.684 supermercados de gran tamaño en todo el Estado.

Temas

Comentarios

Lea También