Más de Reus

Los Polígonos Industriales de Reus piden más inversión ante la aparición de nuevos servicios

La ubicación en los últimos años de centros comerciales y de fitness ha generado más movilidad en estas zonas. El Ayuntamiento quiere delimitar qué tipo de empresas se ubican

Albert Sunyol

Whatsapp
El Polígono Industrial Agro Reus es donde se concentran la mayor parte de empresas que se ubican en estas zonas.  FOTO: alfredo gonzález

El Polígono Industrial Agro Reus es donde se concentran la mayor parte de empresas que se ubican en estas zonas. FOTO: alfredo gonzález

Los Polígonos Industriales reclaman al Ayuntamiento que aumente la inversión en estas zonas debido al surgimiento de nuevas actividades y servicios dirigidos al público general. Este hecho, aseguran, ya está incrementando el tráfico en estos núcleos. “Cada vez son menos industriales. En los últimos años se han instalado empresas que son más propias de zonas urbanas como es el caso de los gimnasios. Además, en la zona del Agro Reus, donde se concentran más de la mitad de las empresas de los Polígonos de la ciudad, se está construyendo el Parc de les Famílies y el Skatepark. Este crecimiento creemos que puede derivar en un problema de aparcamiento y que la gente particular acabe dejando el vehículo delante de las empresas”. 

Así lo expresa Gerard Pagès, el presidente de APIR, la asociación que engloba a más de medio centenar de empresas de los polígonos de la ciudad. Precisamente, este es uno de los puntos que ha motivado a esta entidad a solicitar una reunión con el Ayuntamiento y que tendrá lugar en las próximas semanas.  

Los empresarios reclaman que se les escuche teniendo en cuenta que “se nos ha subido el IBI y hemos empezado a pagar por tener los vados”. En este sentido reiteran que, a pesar de estar de acuerdo con el pago, los precios de estas plazas no se ajustan a la realidad existente en los polígonos. En primer lugar porque “se nos cobra por cada una de las entradas que pueda tener una nave, es decir, entre unos 350 y 400 euros”. Y en segundo lugar porque “se nos sigue aplicando la tarifa 1 que es la más cara, pagamos igual que tener un vado aquí que en el centro de la ciudad”, asegura el presidente de la asociación. 

Más metros cuadrados 

Desde la asociación también constan que es necesario disponer de más espacio. “Nos han llamado algunas empresas preguntándonos sobre la posibilidad de instalarse en Reus. La realidad es que, a día de hoy, solo existen unos terrenos urbanizables en la carretera de Bellisens”, afirma Pagès, quien recuerda que “el Ayuntamiento decidió apostar por parcelas más grandes en lugar de las pequeñas, como estaba previsto inicialmente, lo que limita el crecimiento a que vengan tres o cuatro empresas grandes. Estamos en plena ocupación”. En este sentido, desde APIR también reiteran que es necesario unir algunos polígonos de la ciudad -actualmente  hay 16- ya que “no tiene sentido que en algunas zonas solo haya solo 2 o 3 empresas y sean considerados como tal”, expresa Pagès. 

Limpieza y transporte público

Desde la asociación también aseguran que, a día de hoy, desde el gobierno municipal no han llevado algunas de las acciones previstas en los polígonos como por ejemplo, la de disponer de una brigada de limpieza exclusivamente para estas zonas de la ciudad. Un hecho que se pone de relieve con “el crecimiento de los árboles, lo que provoca incluso que las ramas entren en las mismas naves”. 

En el catálogo de reclamaciones también figuran más frecuencias de paso del transporte público, teniendo en cuenta que “con la implantación de la FP Dual cada vez vendrán más jóvenes a hacer prácticas y que seguramente aún no tienen el carnet de conducir”.

Estudio del Ayuntamiento

El regidor d’Empresa i Coneixement, Carles Prats, afirma que desde el Ayuntamiento está llevando a cabo un estudio general de los polígonos que debe detectar cuales son las necesidades de mejora en estas zonas. “Estamos definiendo cuál será la empresa que nos ayudará a llevar a cabo esta transformación y al mismo tiempo estamos en contacto con otros ayuntamientos que hayan dado un paso adelante y que sean un referente en los polígonos”.

Uno de los aspectos en el que ise quiere actuar es precisamente la definición de los usos. “Es una problemática que debemos abordar entre todos. La realidad es que por ejemplo el Polígono Agro-Reus, muy pensado en su día para el sector agroalimentario, con las sucesivas crisis los propietarios, que tenían las naves vacías, han buscado darles una salida. Al no tener definidos los usos se han instalado empresas totalmente diferentes como gimnasios o centros comerciales”, expresa el regidor.  
También se prevé que este estudio alumbre una solución a la mobilidad. Sobre el estacionamiento, la regidoría de Empresa constata que “a veces dentro de las propias empresas no existen posibilidades de aparcar y los propios trabajadores deben dejar el coche fuera”. Y en relación a la conexión, afirman que el Plan Directorio de Reus Transport también contemplará el refuerzo de las líneas de bus urbano hacia los polígonos. 

Más concreción a día de hoy existe sobre la cuestión de la limpieza. Prats apunta que a partir del primer trimestre de 2022 empezará una actuación centrada exclusivamente en estas zonas, coincidiendo con al puesta en marcha del nuevo contrato. 
Des del gobierno municipal apuestan también por la unificación de algunos polígonos, por ejemplo, Agro-Reus y Mas de les Ànimes, que “son colindantes y es donde se concentran el 50% de las empresas de estos núcleos”. La intención, comenta Prats, es llegar a reducir la cifra hasta nueve. 

Más divergencias existen sobre el pago de los vados. En este sentido, Prats contradice la afirmación del presidente de APIR.  “Aunque en el cobro se aplique la misma base que en otras zonas de la ciudad también es cierto que actualmente los polígonos disponen de una bonificación que las demás zonas de la ciudad no tienen”. 
Y recuerda que el hecho de pagar por cada vado situado en varias de las entradas de una misma nave se debe a que “no deja de ser una ocupación de un espacio de la vía pública, tener una plaza imposibilita que otro pueda aparcar en esa ella. Al final se trata de una cuestión de justicia tributaria”, comenta el regidor d’Empresa.

Desde el Ayuntamiento también reconocen que a día de hoy “no tenemos mucho suelo industrial urbanizable, sobretodo para grandes empresas”. “En algunos casos la definición de los usos no permite que se creen naves de más metros cuadrados de los que están comtemplados”. En este sentido, Prats comenta que algunos casos se prevé que se lleve a cabo la colaboración público-privada para llevar a cabo una hipotética modificación de usos. 

Des de la regidoria d’Empresa consideran que, más allá de este estudio, es necesaria la implicación de las propias empresas en la mejora de los polígonos industriales ya que “desde el Ayuntamiento no lo podemos hacer todo”. Así, ven con buenos ojos el impulso de una entidad como podría ser “una cooperativa de servicios para trabajar de forma transversal entre las distintas empresas y donde también esté integrado también el Ayuntamiento”. 

Despliegue del 5G

La tecnología también es una de les cuestiones a tener en cuenta en el desarrollo de los polígonos durante los próximos años. En este caso, ya se está trabajando en ello. Prats recuerda que se ha puesto en marcha recientemente el proyecto de las antenas 5G, de la mano de la Generalitat, que se instalarán en las zonas de Agro Reus-Mas de les Ànimes y el Tecnoparc. 

Otro de los aspectos relacionados con esta materia, según comenta el regidor, es la definición del geoportal. Esto “permitirá disponer de datos actualizados por sectores, número de trabajadores y de empresas.

Temas

Comentarios

Lea También