Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los Serveis Socials hacen el seguimiento de más de 3.400 personas mayores de 80 años

Desde el ámbito de la gente mayor y dependencia se atiende a 2.326 usuarios. Según el padrón de 2017, en la ciudad hay empadronadas 5.173 personas de esta franja de edad

Sílvia Fornós

Whatsapp
A través de los servicios sociales también se procura una  alimentación saludable y equilibrada del colectivo.  FOTO: alba mariné

A través de los servicios sociales también se procura una alimentación saludable y equilibrada del colectivo. FOTO: alba mariné

Los Serveis Socials del Ayuntamiento de Reus tienen 20.371 expedientes en seguimiento, de los cuales 3.473 son personas mayores de 80 años. Desde el ámbito de la gente mayor y la dependencia se atienden a 2.326 personas y el resto, 1.147, corresponden al seguimiento desde otro ámbito de los servicios sociales municipales. Y es que la población reusense de esta franja de edad asciende a 5.173 personas, según datos del padrón de 2017, y del total 1.937 viven solas, de las cuales un 81% son mujeres. Asimismo, hasta principios de octubre se han contabilizado 212 expedientes nuevos de usuarios de más de 80 años

La línea de trabajo de los Serveis Socials es detectar y seguir situaciones de vulnerabilidad y fomentar la prevención de situaciones de aislamiento social entre la población de más edad. Al respecto, la concejal de Benestar Social del Ayuntamiento de Reus, Montserrat Vilella, explica que «en cuanto una persona cumple 80 años recibe una llamada de los servicios sociales y la visita de una trabajadora social, que valora la situación del usuario. Si observa que le falta apoyo en algún ámbito se le ofrece todos los servicios que tenemos, de lo contrario se programa una visita un año después. Aunque proactivamente se puede dirigir a los servicios sociales si necesita en algún momento algún servicio».

«El objetivo es ampliar los servicios para que quienes optan por seguir viviendo en su casa puedan hacerlo en las mejores condiciones posibles», concluye la responsable del área de Benestar Social

Atención domiciliaria 
Desde la concejalía destacan que a través de los servicios de atención domiciliaria también se coordinan diferentes acciones para proporcionar, al colectivo, atenciones personales, de carácter urgente, de ayuda en el hogar o de apoyo social a personas o familias en situación de carencia de autonomía personal. Entre los servicios, que se ponen a disposición de esta franja de edad, destacan el Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD) y la Teleasistencia (a partir de los 65 años proporciona atención inmediata en situaciones de emergencia mediante la conexión de la línea telefónica a una central que funciona 24 horas al día durante los 365 días del año). Según datos de la concejalía, 1.361 personas mayores de 80 años son beneficiarias de ambos servicios.

Programa ‘Guaita Veí’ 
La concejalía de Benestar Social y la Federació d’Associacions de Veïns de Reus pusieron en marcha en mayo del año pasado el programa ‘Guaita Veí’, una campaña de apoyo a la gente mayor que vive sola y puede sufrir situaciones de vulnerabilidad. La red de prevención y acción comunitaria ha recibido durante el primer semestre del año 46 incidencias de diferentes servicios o entidades como hospitales (12); juzgados (11); Guàrdia Urbana (8); asociaciones de vecinos (8); farmacias (1); y otros (6). 
Se trata de un proyecto comunitario que involucra a distintos referentes sociales para detectar posibles situaciones de vulnerabilidad o de exclusión social en el colectivo de la tercera edad. «Es una herramienta más para poder detectar situaciones tanto de emergencia inmediata como de deterioro de una persona mayor», asegura la concejal. El protocolo se activa si se detecta que un anciano se ausenta durante días de aquellos lugares que tienen presencia en su rutina diaria o si presentan deterioro físico o cognitivo. Cualquiera de dichas situaciones se comunica inmediatamente a los servicios sociales o a la Guàrdia Urbana para comprobar su estado. 

Comida a domicilio
Otra de las preocupaciones es garantizar la alimentación de todas aquellas personas que tienen dificultades para preparar la comida. En este sentido, en julio se inició un servicio de comida a domicilio con la colaboración de Càritas Interparroquial de Reus. Actualmente hay 12 servicios activos y se han beneficiado 17 usuarios, de los cuales ocho son personas mayores de 80 años. «El programa se preocupa de controlar la alimentación desde la base de una dieta saludable y equilibrada», detalla Montserrat Vilella, quien también menciona que «el Casal Cívic de la Riera d’Aragó cederá 8 plazas de comedor para personas que no disponen de recursos para procurarse la comida del mediodía». «El objetivo es ampliar los servicios para que quienes optan por seguir viviendo en su casa puedan hacerlo en las mejores condiciones posibles», concluye la responsable del área de Benestar Social. 

Temas

Comentarios

Lea También