Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los ayuntamientos del Baix Camp y Priorat quieren facilitar la reactivación de los comercios

Consistorios de las comarcas habilitan líneas de ayuda, ceden material de protección y actualizan herramientas virtuales para apoyar a los negocios locales

Cristina Valls

Whatsapp
Esther Fontbona, en su tienda de ropa, calzado y complementos de Riudoms, con una clienta. FOTO: Alba Mariné

Esther Fontbona, en su tienda de ropa, calzado y complementos de Riudoms, con una clienta. FOTO: Alba Mariné

La etapa de transición hacia la desescalada se está haciendo efectiva poco a poco en los diferentes municipios del Baix Camp. El confinamiento ha sido gestionado por parte de los ayuntamientos con medidas económicas y administrativas específicas, poniendo el foco concretamente en los pequeños comerciantes, unos de los colectivos más afectados por la crisis.

«Los vecinos de Montbrió no han tenido que salir fuera a adquirir alimentos o productos de primera necesidad durante el confinamiento gracias a nuestro comercio de proximidad, que ha resistido y ha estado al pie del cañón», expresa el primer teniente de alcalde y concejal de Comercio del Ayuntamiento de Montbrió, José Luís Matilla. Allí encaran la fase 1, abriendo negocios con prudencia. «Durante el confinamiento y esta desescalada, hemos potenciado la comunicación.

Montbrió apuesta por tener un contacto directo y personalizado con los empresarios

Queremos saber cuáles son las necesidades de los comerciantes y hacer un seguimiento personalizado. También queremos que estén informados», destaca. De hecho, desde que se decretó el estado de alarma se han valido de web, redes sociales, entre otras plataformas, e incluso de la megafonía municipal para comunicarse con el resto de la población. 

También trabajando conjuntamente con los pequeños comerciantes está el consistorio de Riudoms. «Durante el confinamiento, aparte de repartir lotes de protección a los comercios abiertos, hemos querido conocer sus inquietudes. La angustia por la salud de sus trabajadores y la remontada económica es generalizada. Aun así, éstos han cogido fuerzas y siguen luchando por su comercio, ya que su voluntad de seguir trabajando continua. Nosotros, a medida que vayamos avanzando en las fases, seguiremos repartiendo los lotes», dice la concejala de Promoción Municipal, en la rama de Comercio Local en el Ayuntamiento de Riudoms, Inma Parra.  Según describe, algunos propietarios han cambiado «su forma de vender, adaptándose a las nuevas tecnologías». Un ejemplo es el caso de Esther Fontbona, con su negocio homónimo de ropa, calzado y complementos. «Tuve que cerrar obligatoriamente al principio, pero opté por gestionar pedidos por redes sociales o preparándolos por encargo. Ahora estoy haciendo una web para mi negocio, hoy en día es obligatorio. Encaro la desescalada procurando estar informada y con responsabilidad. Abro por las mañanas y, por las tardes, con cita previa», declara.

Riudoms promociona sus tiendas a través de guías y Falset a través de una app para móvil

El consistorio ha ayudado a dicho sector destinando 16.000 euros, hasta el momento. «Durante los primeros días, la concejalía de Promoción Económica elaboró una guía informativa de los establecimientos esenciales abiertos» y, en fase 1, han iniciado la campaña ‘El comerç de Riudoms aixeca les persianes’ que quiere «promocionar el comercio de proximidad y, a la vez, informar al ciudadano», señala Parra. Recientemente, han publicado otra guía de establecimientos, servicios y actividades que se irá actualizando a medida que éstos abran. El gobierno riudomense también trabaja en la preparación de una línea de ayudas para el sector comercial. 

Por otro lado y desde Falset, la agrupación de comerciantes, con Miguel Àngel Hernàndez al frente, argumenta que «las tiendas de comestibles han sido indispensables durante el parón y han observado un aumento de sus ventas». En esta desescalada, valora Hernàndez, «hemos visto una clientela muy respetuosa y consciente, nosotros hemos de responder transmitiendo confianza, dando un buen servicio y sobre todo muy personalizado». Los adheridos a la agrupación se sienten agradecidos por la promoción realizada por el Ayuntamiento de Falset, desde el que han aportado 14.000 euros en promoción económica. 

El concejal competente, Antoni Muntané, expresa que en la desescalada están trabajando por incluir todas las facilidades posibles. «Queremos trabajar junto con la agrupación de comerciantes para trabajar unidos e inyectar ideas  y asociados nuevos. Además, estamos mejorando la app para móvil llamada Falset, a través de la que además de realizar un paseo por su historia a través de rutas turísticas, pronto se ubicarán los comercios locales de Falset, así como alojamientos rurales o turísticos», concluye Muntané. 

Temas

Comentarios

Lea También