Más de Reus

Los barrios Sol i Vista y Pelai de Reus ya tienen conexión de bus con el CAP

Ayer entró en funcionamiento la nueva ruta de las líneas L30 y L31. La parada del Camí de l’Aleixar ha quedado inoperativa y el autocar se dirige al Centre d’Atenció Primària Sant Pere

Montse Plana

Whatsapp
Un bus de la L30 pasando, ayer por la mañana, por delante del CAP Sant Pere.  FOTO: Fabián Acidres

Un bus de la L30 pasando, ayer por la mañana, por delante del CAP Sant Pere. FOTO: Fabián Acidres

Los barrios Pelai y Sol i Vista de Reus están ya conectados con el CAP Sant Pere a través de bus. Justo ayer, las líneas L30 y L31  (Pelai-Oques) estrenaban nuevo recorrido, con lo cual, el autocar, cuando sale de la plaza del Nen de les Oques, ya no sigue por el Camí de l’Aleixar, sino que se dirige al Passeig Sunyer, Camí de Riudoms y avenida de Països Catalans. 

«Era una reivindicación que hace un par o tres de años que hacíamos», comenta al presidenta de la Associació de Veïns Sol i Vista, Ana Belén Castaño. Así pues, se muestra satisfecha de que, por fin, los vecinos del barrio, y también Pelai, puedan ya disponer de bus directo al Centre d’Atenció Primària. Castaño recuerda que años atrás, el autocar hacía esta ruta, «pero no sé por qué motivo, se dejó de hacer». Hasta el momento, los vecinos que se dirigían al centro sanitario tenían que coger el bus en el barrio y bajar en la plaza del Nen de les Oques, donde se veían obligados a hacer transbordo para poder llegar al CAP Sant Pere. Con la nueva ruta, los usuarios ganan en comodidad y tiempo.

A pesar de la buena noticia, ayer por la mañana hubo «algo de caos», comentaba la presidenta vecinal. Y es que, con el cambio de ruta, la parada del Camí de l’Aleixar ha quedado inoperativa, «pero no se ha instalado ninguna nota informativa, y algunos usuarios que desconocían la novedad, se han encontrado que el bus no ha pasado». Castaño subraya que como barrio tenían conocimiento de las modificaciones de la ruta desde hacía días. El viernes pasado también se anunció públicamente, «pero hay quienes no tienen redes sociales y algunos no estaban al caso».

Por otro lado, ayer entraba en vigor otra modificación en la red municipal de bus urbano. Se trata de la línea L50, que conecta el centro con el área del Tecnoparc y el Aeropuerto de Reus. En este caso, se ha mejorado la frecuencia de paso con un trayecto nuevo de sólo una hora. Así, el objetivo es que el servicio sea más regular y se gana una expedición al día. Lo que no se modifica son las paradas ni el recorrido.

Paralelamente, mañana se modificará la información de Reus Transport en los monolitos instalados en las paradas para que sea más accesible y organizada en torno a tres preguntas: ¿dónde estoy? ¿Dónde voy? ¿Cuándo?

Temas

Comentarios

Lea También