Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los ciclistas exigen más seguridad en la calzada y mejores parkings de bicis de Reus

Piden un mayor control de los conductores que les 'acosan' y aparcamientos más seguros para evitar robos
Whatsapp
La entidad también considera que el actual entramado de carril bici es insuficiente. Foto: Pere Ferré

La entidad también considera que el actual entramado de carril bici es insuficiente. Foto: Pere Ferré

El Ayuntamiento de Barcelona aprobó en noviembre, y de manera inicial, una modificación de la ordenanza de circulación que entre otras cuestiones propone prohibir lo que la normativa define como ‘el acoso al ciclista’. El objetivo es sacar a los ciclistas de las aceras para que puedan circular con seguridad por la calzada. La iniciativa de la ciudad vecina es vista por Bicicamp, la Coordinadora d’entitats i particulars per l’ús de la bicicleta al Camp de Tarragona, como un ejemplo a seguir para normalizar el uso de la bicicleta en la ciudad.

El presidente de la entidad, Josep Maria Galofre, considera que «garantizar la seguridad vial de los ciclistas es una de las asignaturas pendientes de la ciudad». Él mismo valora positivamente que una ciudad como Barcelona haya impulsado esta iniciativa, porque demuestra que, como mínimo, se interesa por la movilidad en bici y se preocupa porque se respeten a los ciclistas».

Ateniéndose a estos argumentos considera que sería positivo para los ciclistas de Reus que se emprendiera una iniciativa similar. «Como usuarios de la bicicleta constantemente vemos que no existe un respeto por los ciclistas por parte de los conductores, y todavía permanece un menosprecio por el vehículo más débil. Por ello es importante que se quiera erradicar el comportamiento incívico de algunos conductores hacia el colectivo», afirma Josep Maria Galofre. En este sentido, la coordinadora también es partidaria de denunciar este acoso cuando se es víctima del mismo.

La ordenanza barcelonesa también contempla, aunque se aplicará con una demora de al menos 18 meses, la prohibición de ir en bici por las aceras de menos 4,75 metros. Esta medida no sorprende al presidente de Bicicamp quien asegura que la Ordenança de Civisme de Reus ya prohibe que los ciclistas puedan circular por las aceras, indistintamente de cuál sea su anchura. Concretamente «se prohibe la circulación en bicicleta o con patines por encima de las aceras u otros espacios destinados al uso de los viandantes, a excepción de aquellos en los que haya un carril expresamente destinado a esta finalidad».

En la normativa esta conducta está tipificada como una infracción leve, y cuya sanción puede llegar a los 750 euros. Aunque Galofre asegura no tener constancia de que se haya multado a ningún ciclista todavía, considera exagerada esta sanción y critica que la ordenanza se aprobara sin tener en cuenta la opinión de la entidad en lo que se refiere a este aspecto. «Es muy cómodo aprobar una normativa sin antes sentarse a hablar con el colectivo de ciclistas. Penalizar es más fácil que preocuparse por impulsar una movilidad segura en bici», asegura Josep Maria Galofre. Él mismo apunta que «en la ciudad todavía hay mucho que hacer para fomentar la convivencia entre peatones y usuarios de la bicicleta, ya que ambos pueden circular y compartir aquellos espacios que estén en condiciones para hacerlo».

Aparcamientos

Otra de las cuestiones que preocupa a la entidad es la situación de los aparcamientos de bicicletas. Consideran que los modelos que hay ubicados en algunos puntos de la capital del Baix Camp no impiden que les roben las bicicletas. Galofre describe como ejemplo el aparcamiento que hay delante del Centre Cívic del Carme. «Es inseguro porque únicamente puedes encadenar la rueda. En cambio en el aparcamiento que hay en la calle Sant Joan, donde está el Gegant Indi, son más seguros porque permiten sujetar la bici desde diferentes partes», explica.

La coordinadora también considera que una de las prioridades para el 2015 es unificar los aparcamientos de bicicletas con el fin de evitar los robos que algunos usuarios padecen. Incluso estarían de acuerdo en que se ubicaran algunos aparcamientos en el interior de los parkings municipales. «Para nosotros sería más seguro dejar la bicicleta», afirma.

Informe de la situación

Por todo ello, Bicicamp emprenderá en enero un estudio exhaustivo para analizar la movilidad en bicicleta en Reus. «Revisaremos los kilómetros que existen de carriles para bicicletas, su estado, la señalización, etc.», explica el presidente de la coordinadora, quien ya avanza que la actual longitud de estos tramos (cerca de 16 km, según el Pla de Mobilitat Urbana) es insuficiente. «Pueden parecer muchos kilómetros, pero hay algunos tramos que no están unidos y que presentan muchas deficiencias. Evaluaremos todos los aspectos para poder redactar una propuesta de mejora de la movilidad en bicicleta en la ciudad», concluye el presidente de la Coordinadora d’entitats i particulars per l’ús de la bicicleta al Camp.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También