Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los colegios Montsant y Puigcerver donan la comida sobrante de sus comedores

En un año y medio se han recuperado 426.712 kilos de alimentos
Whatsapp
Imagen de archivo de la Escola Montsant de Reus. Foto: Alba Mariné

Imagen de archivo de la Escola Montsant de Reus. Foto: Alba Mariné

Los colegios Montsant y Puigcerver se han incorporado recientemente al programa de Gestió Alimentària Responsable de Reus, liderado por el área de Benestar Social, a través del Pla Local Inclusió Social, con la implicación directa de la Fundació Banc dels Aliments, el Taller Baix Camp, Càritas Interparroquial de Reus, la Diputació de Tarragona, la Agència de Salut Públic de Catalunya, la Agència de Residus de Catalunya y el apoyo de otras administraciones, empresas y entidades. El objetivo es reaprovechar la comida que sobra, en buenas condiciones para el consumo humano, de los comedores escolares.

La empresa Appel Catering, que gestiona la cocina del comedor del colegio Montsant, ha empezado este mes de enero a dar cada semana la comida cocinada sobrante, conservada en fiambreras individuales que son una ración por persona. Desde el pasado mes de diciembre, el colegio Puigcerver también dona cada semana la comida cocinada sobrante, siguiendo el mismo procedimiento.

Esta comida se suma a una segunda línea del programa de gestión alimentaria que el área de Benestar Social inició en septiembre de 2013. Esta segunda línea está coordinada por Càritas Interparroquial de Reus, que gestiona los dos comedores sociales de la ciudad y que se encarga de recoger y distribuir los menús fiambreras que llegan de dos empresas de catering (Cuina i Gestió y Boris 45) y ahora también de estos dos colegios.

La comida que llega de estos caterings y comedores escolares complementa la comida fresca, apta para el consumo, que dona un supermercado y un restaurante de la ciudad, que cocina y prepara el comedor social. Las fiambreras que se dan a las familias que lo necesitan llevan un menú de dos platos y postres.

Desde que se puso en marcha este innovador programa en la ciudad de Reus, en septiembre de 2013, y hasta el pasado 31 de diciembre de 2014, en total se han recuperado 426.712 kilos de alimentos frescos que se han entregado, aproximadamente, a unos 890 familias de la ciudad a través de las diferentes entidades distribuidoras.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También